Transporte

Los puertos españoles resisten frente a la pandemia y ganan 123 millones de euros

La empresa pública que gestiona las instalaciones espera recuperar los tráficos de mercancías que había antes de pandemia en 2022 y los de pasajeros en 2023

Puerto de Algeciras
Puerto de Algeciras larazon AUTORIDAD PORTUARIA DE LA BAHÍA

Los puertos españoles han resistido con bastante entereza la fuerte sacudida que ha supuesto para la economía en general y para el comercio mundial en particular la pandemia del coronavirus. El pasado ejercicio, el sistema portuario estatal, integrado por 46 puertos que gestionan 28 autoridades portuarias, logró un beneficio de 123,7 millones de euros. El resultado es un 52,7% inferior al de 2019, aunque las circunstancias también lo fueron. Debido a las restricciones introducidas para frenar la pandemia y que frenaron el comercio, el tráfico de mercancías en los puertos españoles cayó un 8,7%, hasta las 515 millones de toneladas. Más abrupto, sin embargo, fue el retroceso registrado por el de pasajeros, que llegó al 64,5%. Ambas disminuciones tuvieron su reflejo en la cifra de negocio de los puertos, que retrocedió un 16,1%, hasta los 967 millones de euros.

A la caída de actividad se sumaron también las medidas que Puertos del Estado tomó para ayudar a paliar los efectos de la pandemia entre los operadores portuarios y que penalizaron sus resultados. Las rebajas en las tasas que aplica supusieron para las compañías un ahorro de 140 millones de euros. Según el presidente de la entidad, Francisco Toledo, “fueron muy útiles” para que el tejido industrial y el empleo se resintieran lo menos posible en lo más duro de pandemia. De hecho, y en vista de la efectividad que han demostrado, Puertos del Estado ha previsto también para este año la bonificación de tasas en las 13 autoridades portuarias cuyo saldo se lo puede permitir así como prorrogar las bonificaciones al tráfico regular con las islas, Ceuta y Melilla. El paquete permitirá a los operadores ahorrarse otros 32 millones en tasas.

Optimismo

Aunque el comienzo de año está siendo complicado, desde Puertos del Estado son optimistas en vista de las previsiones que están haciendo los diversos organismos sobre la evolución de la economía mundial en los próximos meses y el ritmo al que avanza la vacunación. Por eso, Toledo se ha mostrado confiado en que para el año que viene hayan recuperado ya los niveles del tráfico de mercancías que tenían 2019. En el caso de los pasajeros, sus previsiones apuntan a 2023 como muy pronto para su recuperación.

Conscientes de la contribución que la inversión en obra pública tiene para acelerar esa reactivación que necesita la economía española, Puertos del Estado ha aprobado un plan de inversiones que contempla para empezar una inversión pública de 1.001 millones para este año, casi el doble que en 2020. Este esfuerzo se complementará con una inversión privada de casi igual magnitud, 891 millones. Hasta 2024, la compañía pública tiene previsto invertir 4.500 millones, mientras que los operadores privados harán un desembolso casi similar, otros 4.200 millones. Toledo ha explicado que gran parte de la inversión privada está garantizada puesto que “va ligada a las concesiones. Y, si no se hace, es un elemento de caducidad de la concesión”. Toledo ha destacado que las inversiones, que serán productivas y generarán empleo tanto en su desarrollo como en fases posteriores, no se destinarán tanto a ampliar las instalaciones como a modernizarlas. “Se trata de rentabilizar lo que tenemos con criterios de sostenibilidad económica”, ha explicado.

Para acometer tales inversiones, Puertos del Estado dispone de un fondo de maniobra de 1.714 millones de euros, casi igual que en 2019. Toledo ha destacado que “acumular este circulante es necesario para hacer frente a las cuantiosas inversiones, ya que el sistema se autofinancia, sin recurrir a la fiscalidad general, y por tanto debe ahorrar para hacer frente a ellas evitando el endeudamiento”. A cierre de 2020, el endeudamiento total de Puertos del Estado ascendía a 1.497 millones de euros, 134 menos que un año antes.