Los trabajadores del Palace ofrecen bajas incentivadas o prejubilaciones frente al ERE

Nueva concentración en el emblemático hotel contra los 159 despidos “que excluyen a la dirección y sus asistentes”, denuncia el comité de empresa

Trabajadores del hotel Westin Palace Madrid protestan por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a cerca de la mitad de la plantilla
Trabajadores del hotel Westin Palace Madrid protestan por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a cerca de la mitad de la plantillaLuca PiergiovanniEFE

Los trabajadores del Westin Palace Madrid se concentran de nuevo esta mañana ante el emblemático hotel para protestar contra el ERE que afecta a 159 integrantes de la plantilla. Los empleados, convocados por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) que ostenta la presidencia del comité de empresa pese a que es CC OO quien tiene más representantes, han cargado contra la modificación sustancial de condiciones de trabajo que afecta a una plantilla fija de 373 empleados y el ERE que excluye a los directivos y asistentes del hotel, según han denunciado a este diario representantes del comité.

Los representantes de CSIF, CC OO, UGT y USO y los trabajadores del Palace se congregan antes de que se celebre la tercera reunión de la comisión negociadora. En ella, los sindicatos insistirán ante la empresa en lo innecesario del ERE al haber suficientes trabajadores dispuestos a acogerse a salidas pactadas.

La empresa ha asegurado que, tras evaluar todas las opciones posibles, el hotel ha tomado la “difícil decisión” de proponer una reestructuración del equipo”, debido en gran parte al impacto de la pandemia en la forma en que la gente viaje, por lo que se espera “un entorno comercial complicado durante mucho tiempo”. “Con los huéspedes eligiendo sus vacaciones más cerca de casa, el cambio en la demanda de los viajes de negocios y una reducción en la celebración de conferencias y eventos, es probable que experimentemos un entorno comercial complicado durante mucho tiempo”, explicaron fuentes de la empresa a Europa Press.

Además, los sindicatos insistirán en su oposición frontal a la modificación sustancial de condiciones de trabajo, ya que “esto supondría más precariedad al obligar a los trabajadores que se queden a realizar muchas más funciones diferentes a las propias de su puesto, con hasta ocho horarios diferentes”.

Por ello, las organizaciones sindicales van a pedir que las negociaciones se desarrollen sobre dos procedimientos diferentes: primero, el del ERE, y otro aparte sobre la modificación sustancial de condiciones de trabajo. Los trabajadores ofrecen a la empresa sustituir el expediente de regulación de empleo por jubilaciones anticipadas y bajas incentivadas ya que, según aducen, hay una bolsa de trabajadores que por su edad podrían acogerse a estos programas.