Las restricciones a la movilidad provocan a Aena pérdidas de 241 millones de euros

La compañía espera una paulatina recuperación del tráfico en el segundo trimestre

Terminal desierta del aeropuerto de Valencia
Terminal desierta del aeropuerto de ValenciaAENA

Aena sigue acusando sobremanera la falta de actividad del sector aéreo, uno de los más golpeados por la crisis del coronavirus. Entre enero y marzo, el gestor aeroportuario perdió 241,2 millones de euros. El número de pasajeros en estos tres primeros meses del año ha caído un 80,4% en España, hasta los 8,2 millones y equivale a apenas el 15,6% del tráfico del primer trimestre de 2019. Si se contabilizan los datos del Aeropuerto de Luton (Londres) y de los seis aeropuertos de Aena Brasil, la cifra de pasajeros asciende a 11,4 millones, un 76,4% menos que en el mismo periodo de 2020.

FOTO: EPDATA EPDATA

El avance de los procesos de vacunación en los principales países europeos, incluido España, y las expectativas de una cierta flexibilización de las restricciones impuestas en dichos países, conducen a Aena a pensar que en el segundo semestre podría comenzar la recuperación del tráfico. Y también de sus cifras. Durante el primer trimestre, sus ingresos consolidados disminuyeron hasta 353,3 millones de euros, un 54,8% menos respecto a los primeros tres meses de 2020. La reducción del tráfico se tradujo en una reducción de los ingresos aeronáuticos del 72,5% respecto a 2020, hasta los 136,5 millones, mientras que los ingresos comerciales, con 173,9 millones de euros, cayeron el 17,8%.

Alquileres comerciales

La compañía ha registrado contablemente por normativa los ingresos por Rentas Mínimas Anuales Garantizadas (RMGA) de los operadores comerciales por importe de 119,7 millones de euros. Como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 y las medidas adoptadas por los poderes públicos para hacerla frente, Aena formuló en enero de 2021 una propuesta a los operadores de duty-free, tiendas, restauración, máquinas vending, servicios financieros y publicidad en relación con las Rentas Mínimas Garantizadas Anuales (RMGA). Los descuentos que ha ofrecido el área comercial de Aena a todos sus clientes ascienden en 2020 y 2021, según sus cálculos, a unos 800 millones de euros. Su objetivo es “ajustar los contratos de forma equilibrada a la situación de las partes, ambas muy afectadas por la pandemia”. Aena asegura que 95 operadores comerciales han aceptado su propuesta, lo que supone el 67,9% del total de contratos afectados y el 14,2% de las RMGA afectadas. Los principales arrendatarios que han rechazado el acuerdo han optado por judicializar el proceso, solicitando a los juzgados la adopción de medidas cautelares para que Aena se abstenga de facturar las rentas mínimas pactadas en los contratos y, al mismo tiempo, se suspenda el derecho a la ejecución de las garantías disponibles ante un posible impago de las mismas. Si bien hasta el momento las resoluciones judiciales han impedido la ejecución de la mayor parte de las citadas garantías, en esta fase del proceso los órganos judiciales correspondientes no están considerando el fondo de la cuestión, sino únicamente la concesión o no de medidas cautelares.

El resultado bruto de explotación (ebitda) de Aena en estos tres meses ha sido de -121,5 millones de euros, que compara con los 251,2 millones de euros en el mismo periodo de 2020 y sitúa el margen en el -34,4% (32,1% en el primer trimestre de 2020). Durante el trimestre, la compañía generó un flujo de caja operativo negativo de -107 millones de euros, frente a 486,8 millones de euros en el mismo periodo de 2020. En este mismo periodo, la deuda financiera neta contable consolidada de Aena se ha incrementado hasta los 7.355,2 millones de euros frente a los 7.027,1 millones de euros al cierre de 2020.

Aena adoptó al comienzo de la crisis una batería de medidas para asegurar la correcta operatividad de sus servicios y la disponibilidad de liquidez. En la actualidad, la compañía dispone de caja y facilidades crediticias por importe de 2.254 millones de euros, a las que se añade la posibilidad de realizar emisiones a través del programa de Euro Commercial Paper (ECP) de hasta 900 millones de euros, de los que se encuentran disponibles 845 millones de euros.