Recado de Escrivá a los jubilados anticipados: “Yo pienso en los diez millones de pensionistas, no en los que se movilizan más”

El ministro aseguró en el Congreso que está “ultimando” un cambio en los coeficientes reductores de las jubilaciones anticipadas, pero no aclara si se hará sobre las cotizaciones de más de 40 años

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante su intervención en la sesión de control al EjecutivoChema MoyaEFE

La repercusión mediática y las movilizaciones que desde la asociación Asjubi40 se han realizado para visualizar la situación de más de medio millón de jubilados, que sufrieron mermas en sus pensiones por haberse jubilado anticipadamente pese a tener carreras de cotización por encima de los 40 años, han hecho mella en el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que en la sesión de control al Gobierno en el Congreso ha afirmado que su Ministerio está ultimando el análisis de los costes asociados a los coeficientes reductores de jubilaciones anticipadas, especialmente en el caso de carreras largas de cotización, de acuerdo con la recomendación 12 recogida en el Pacto de Toledo. “En cuanto esté ultimado, lo trasladaremos tanto a agentes sociales como al Pacto de Toledo para su valoración”, ha señalado.

Sin embargo, no quiso perder la oportunidad para mandar un recado a este colectivo, que ha conseguido sumar a su causa -la de acabar con las penalizaciones- a gobiernos autonómicos, ayuntamientos, delegaciones de Gobierno, partidos políticos y millones de ciudadanos. Aprovechando una pregunta realizada por el representante del PNV, sobre si va a eliminar estos coeficientes reductores, especialmente en los casos de carreras largas de cotización, el ministro respondió que, según la recomendación 12 del Pacto de Toledo, el Gobierno debe hacer un estudio y hacer una propuesta, que “estamos ultimando y lo vamos a abordar”, pero a continuación aseveró que su compromiso “con mejorar la equidad del sistema de pensiones es absoluto”, pero “tengo que mirar a los diez millones de pensionistas y no solo a los que se movilizan más”, en clara referencia a Asjubi40.

En este sentido, Escrivá volvió a manifestar su compromiso con la mejora de la equidad del sistema, que “es un objetivo fundamental” y que lo va a hacer mirando a los 10 millones de pensionistas y los que haya en el futuro, y ha recordado que la carrera de cotización más frecuente para la jubilación de un pensionista son los 42 años. “Lo común es entre 38 y 45 años y hasta 46 años”, según explicó el ministro, que cree que “hay que tener en cuenta elementos como estos cuando se habla de largas carreras de cotización”. Asimismo, aseveró que “nuestro sistema no es de capitalización, es de un elemento de solidaridad muy fuerte y hay que pagar pensiones a huérfanos y a personas que están en situaciones de discapacidad sobrevenida. Hay muchas situaciones que se pagan con cotizaciones de periodos más largos, esa es la esencia de nuestro sistema”.

El titular de Seguridad Social también quiso dejar claro que el de las pensiones es un cálculo “muy complejo” y ha recordado que se han incorporado en el Plan de Recuperación las posibles conclusiones de este análisis dentro del bloque de modernización del sistema de pensiones, que se abordará durante 2022. “Este es el calendario que tenemos establecido”, ha añadido, tras apuntar que las recomendaciones son “muy complejas” y que se está yendo de forma “muy sistemática en su análisis. Hemos establecido un calendario de trabajo a nivel europeo y del diálogo social que establece esta secuencia temporal. Tenga la seguridad de que vamos a hacerlo”.

Nada comentó el ministro respecto al incumplimiento de los plazos establecidos por el Pacto de Toledo sobre la presentación de un informe de la situación de la jubilación anticipada en un plazo de tres meses y del que todavía no se conoce nada. Varios diputados le recordaron esta circunstancia y le exigieron “respeto”, “explicaciones” y “transparencia”. El ministro se ha limitado a asegurar que su compromiso con el Pacto de Toledo es “absoluto”.