Declaración de la Renta: ¿para qué se usa el 0,7% que destinamos a fines sociales o a la Iglesia?

Marcar estas casillas no supone pagar más en el IRPF ni obtener una devolución menor. 1 de cada 3 contribuyentes no elige ninguna de las dos, pero eso no implica que esa asignación se pierda

Casilla de la Iglesia y casilla de fines sociales en la declaración de la Renta
Casilla de la Iglesia y casilla de fines sociales en la declaración de la Renta

Marcar la conocida X de la Iglesia o la casilla de fines sociales en la declaración de la Renta no implica pagar más impuestos ni obtener una menor devolución. Esta es una falsa creencia que aún genera dudas entre los contribuyentes año tras año. La conocida como asignación tributaria es una parte de la cuota íntegra de su declaración de la Renta que puede destinar a lo que desee dentro de varias opciones: puede emplearse en fines de interés social o al sostenimiento económico de la Iglesia Católica, explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), pero si no elige ninguna de estas opciones su dinero también tendrá un fin que para algunos contribuyentes es desconocido. Así se emplea su asignación tributaria en función de lo que marque en la declaración de la Renta.

¿Cuántas casillas puedo marcar?

Se puede hacer la asignación por partida doble sin que esto tampoco implique ningún pago extra de IRPF o una reducción de la devolución. Por lo tanto, el contribuyente debe elegir entre cuatro opciones: marcar solo la casilla de la Iglesia Católica (casilla 105) para destinar a ese fin un 0,7% de la cuota del impuesto; marcar solo la casilla de actividades de interés general consideradas de interés social (casilla 106) para asignarle también un 0,7%; marcar ambas para destinar un 0,7% del impuesto a cada una; o no marcar ninguna.

¿Qué pasa si no marco ninguna casilla?

No elegir entre Iglesia o fines sociales no implica que esa asignación se pierda, sino que se destina a los Presupuestos Generales del Estado para fines generales, explica la OCU.

¿Puede venir una de las casillas ya señalada en el borrador?

Si ya ha hecho la declaración anteriormente, es conveniente que revise las casillas por si este año quiere cambiar su asignación. Los contribuyentes deben tener en cuenta que en el borrador de la declaración se asigna de forma automática la opción que haya señalado en su declaración del año pasado, pero esto se puede modificar. En el caso de que no haya presentado la declaración antes o de que no marcase ninguna opción, al presentarla este año aparecerá un mensaje para que ejercite su opción o se abstenga de nuevo, recuerda la Organización.

¿A qué se destina mi asignación la Iglesia?

La OCU aclara que el dinero que recibe la Iglesia de esta asignación tributaria lo destina en casi un 79% a financiar las diócesis que tiene en España. “El importe restante, en 2019, lo repartió entre otras necesidades como pagar la Seguridad Social de los sacerdotes (8,6%), financiar centros de formación, realizando actividades pastorales (1,4%) u ofrecer una aportación extraordinaria a Cáritas Diocesana (2,4%). También hay una pequeña cantidad que se destina a las Instituciones de la Santa Sede (0,2%)”, añade.

¿Y en el caso de elegir la de fines sociales?

El dinero de la asignación de actividades de interés social lo distribuye el Estado mediante convocatorias públicas de subvenciones a través de tres Ministerios, de acuerdo a los siguientes porcentajes, según explica la OCU: el 77,22% para el Ministerio de Sanidad, el 19,3% para el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y el 2,85% para el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

¿Qué hace el Gobierno con la asignación?

Según la Memoria de la Administración Tributaria de 2018, uno de cada tres contribuyentes no marca ninguna casilla, lo que implica que un tercio de los españoles que hacen la declaración de la Renta dedica el 0,7% de sus impuestos a los Presupuestos Generales del Estado con destino a multas generales.