La riqueza de los hogares se dispara un 8,6% durante la pandemia

Las familias aumentan sus activos financieros un 5,4% y reducen su deuda en 7.000 millones

Vista de la entrada de la sede del Banco de España en Madrid
Vista de la entrada de la sede del Banco de España en MadridJavier LizónEFE

Las familias españolas tienen las cuentas de ahorro y demás activos en los que guardan su dinero hasta arriba. Las restricciones para gastar provocadas por el coronavirus, a la par que el miedo a la crisis económica que ha provocado la pandemia, han llevado a los españolas a reducir de forma drástica sus deudas e incrementar de forma notable sus ahorros. La combinación de ambos factores ha provocado que la riqueza de las familias -que se obtiene deduciendo sus pasivos de sus activos financieros- se ha disparado el último año, el de la pandemia, un 8,6%, hasta los 1,63 billones de euros, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

Las Cuentas Financieras de la economía española del primer trimestre publicadas hoy por el organismo regulador en relación con el PIB, arrojan que los activos financieros netos representaron el 147%, ratio que es 25,2 puntos porcentuales superior a la de un año antes debido también al retroceso de la economía.

Los activos financieros de los hogares -dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta- seguían superando los dos billones de euros a finales del primer trimestre, concretamente 2,388 billones, un 5,4% más que un año antes. Junto al menor consumo, el Banco de España explica que este aumento fue el resultado también de una adquisición neta de activos financieros de 82.900 millones en el último año, a la que se sumó una revalorización de los mismos de 39.100 millones, que se concentró especialmente en el primer trimestre de 2021.

El grueso de los activos financieros de los hogares españoles se encontraba a cierre del primer trimestre en efectivo y depósitos, que sumaban el 42% del total, seguido de participaciones en el capital (24%), seguros y fondos de pensiones (16%) y participaciones en fondos de inversión (15%). Las participaciones en fondos de inversión fue el componente que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares, 1,9 puntos porcentuales, mientras que el peso de las participaciones en el capital fue el que más cayó, 2,9 puntos porcentuales.

Deuda

La deuda consolidada de las sociedades no financieras y las familias alcanzó los 1,661 billones de euros a finales del primer trimestre, un 149,3% del PIB, y un 3,1% más que un año antes.

La deuda de las sociedades no financieras aumentó desde los 906.000 a los 963.000 millones, lo que supone un 86,6% del PIB, aunque si se incluye la deuda entre empresas, la ratio se eleva al 109,7%; en el caso de los hogares, sin embargo, la deuda disminuyó de 705.000 millones a 698.000 millones, el 62,8% del PIB. Con todo, hasta el primer trimestre de 2021 y en términos acumulados de los últimos cuatro trimestres, las operaciones financieras netas de las familias y empresas presentaron un superávit de 10.700 millones de euros, equivalente al 1% del PIB, frente al 2,6% observado un año antes.