Aena lanza la primera fase de la ciudad aeroportuaria de Barajas que desarrollará junto a un socio privado

El paquete, que incluye 28 hectáreas, contempla una sociedad conjunta en la que la la empresa pública aportará el suelo y el inversor el equivalente al capital necesario para acometer el desarrollo

Empresas de 'handling' piden a Trabajo que extienda los ERTE hasta marzo de 2021
Aviones aparcados en el aeropuerto de Barajas EUROPA PRESS

Aena ha dado el banderazo de salida para el desarrollo de los terrenos anejos y ahora en desuso que posee alrededor del aeropuerto de Madrid-Barajas. El presidente de la compañía, Maurici Lucena, ha presentado esta mañana a potenciales inversores la primera área del desarrollo logístico de la Airport City Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que la compañía tiene previsto licitar en el cuarto trimestre del presente año 2021. Esta primera fase está enmarcada dentro de las superficies dedicadas a desarrollo logístico y actividades asociadas aeroportuarias y comprende 28 hectáreas de suelo para desarrollar, con 153.000 m2 edificables y 4 hectáreas destinadas a zonas verdes.

El modelo de negocio para el desarrollo de este primer paquete, denominado Área 1, se basará en la conformación de una sociedad conjunta en la que Aena tendrá una participación minoritaria y un inversor privado especializado la mayoría del capital, lo que, según el gestor, permitirá maximizar el valor de los terrenos. Está previsto que Aena, como titular del suelo, constituya un derecho de superficie a favor de la nueva sociedad. La aportación del gestor público a esta sociedad conjunta será en especie, con un derecho de superficie a 75 años, mientras que la aportación del inversor será dineraria, para financiar todos los costes durante el periodo de desarrollo previstos en su oferta y, en su caso, aportaciones dinerarias adicionales para equilibrar la distribución de la sociedad.

Proceso

El inicio del proceso de selección del socio inversor está previsto para el cuarto trimestre de 2021 y la adjudicación para el primer trimestre de 2022. Aena ha estructurado el proceso en dos fases: una primera de calificación, en la que seleccionará a los licitadores interesados que acrediten reunir el cumplimiento de los requisitos exigidos en el pliego (capacidad e idoneidad, solvencia técnica y solvencia económico-financiera) y los invitará a participar en la siguiente fase. Y una segunda fase de adjudicación, en la que se publicará un pliego con información detallada del proyecto para que los inversores puedan preparar su plan de negocio y presentar sus ofertas técnicas y económicas, así como la documentación acreditativa de su solvencia técnica.

Una vez analizadas las ofertas, y siguiendo los pasos establecidos en este proceso (con una primera sub-fase de evaluación de ofertas técnicas y una segunda sub-fase de apertura de ofertas económicas de los que superen la puntuación mínima exigida), se determinará cuál de ellos ha presentado la oferta más ventajosa y, por consiguiente, se constituirá con él la sociedad conjunta. El proceso de conformación de esta nueva empresa tendrá tres etapas. Una primera de adjudicación y constitución de la sociedad, un periodo transitorio para la tramitación urbanística y de infraestructuras habituales y un periodo de derecho de superficie de 75 años, con posibilidad de salida a partir del séptimo año.

Plan por fases

Esta primera área a desarrollar cuenta según Aena con una situación privilegiada adyacente a la primera línea de carga aérea del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y en pleno Corredor del Henares, uno de los mayores polos logísticos de Europa, y con excelentes comunicaciones, tanto aéreas como terrestres. Además, dicha zona dispone de un grado de desarrollo de las infraestructuras habilitantes muy elevado, restando sólo la acometida de algunos servicios.

En total, el proyecto de ciudad aeroportuaria que Aena va a desarrollar en Madrid contempla 323 hectáreas de superficie y 2,1 millones de m2 de edificabilidad destinados a actividades logísticas y aeronáuticas, oficinas, hoteles y servicios. Su envergadura ha hecho necesario, según Aena, su desarrollo por fases, para asegurar la puesta en valor de cada una de ellas. Por ello, una vez se licite esta primera área, priorizando actividades de mayor demanda como es la logística, que está capitalizando nuevos hábitos de consumo y el auge del e-commerce, Aena seguirá lanzando de forma progresiva el resto de áreas que componen la Airport City Adolfo Suárez Madrid-Barajas hasta completar la totalidad de superficie destinada a actividades aeroportuarias complementarias con un horizonte temporal a largo plazo.