Las criptomonedas movieron 60.000 millones en España en 2021, un 4,8% del PIB

Uno de cada diez adultos en España posee algún criptoactivo. España es el quinto país de Europa en transacciones con monedas digitales por volumen negociado

Criptomonedas
Criptomonedas FOTO: Antonio Cruz

El fenómeno de las criptomonedas arraiga en España, uno de los territorios europeos con más adeptos. La rápida expansión de los criptoactivos, su potencial de uso y la práctica ausencia de regulación de estas inversiones ha llevado al Banco de España y a otros reguladores europeos a poner el foco sobre estas operaciones. Pero este aumento de vigilancia no ha impedido que el volumen de las transacciones con divisas digitales rozara los 60.000 millones de euros en España en 2021, lo que equivale al 4,8% del PIB español.

Pese a su opacidad y volatilidad, el Banco de España ha conseguido analizar el mercado de los criptoactivos a través de las estadísticas no oficiales de Chainalysis, basadas en algoritmos avanzados de identificación y geolocalización. El análisis difundido este martes por el Banco de España revela que entre julio de 2020 y junio de 2021, las transacciones realizadas en España representaron un 10% del total negociado en la eurozona, similar a su tamaño económico relativo en la región. Este dato convierte a España en el quinto país de Europa por volumen negociado, por detrás del Reino Unido, Francia, Alemania y Países Bajos. En general, la actividad es más alta en los países de mayor importancia económica, si bien el informe pone el foco en Países Bajos y Portugal, donde el volumen de operaciones es algo más alto de lo que cabría esperar en relación a su PIB.

Con 845.000 millones de euros, Europa se convierte en la cuna de las criptomonedas, pues en 2021 concentró el 25% de toda la negociación global, el porcentaje más alto, por delante de Norteamérica, cuyas transacciones supusieron el 18% del total. El importe negociado también ha sufrido un considerable repunte durante los últimos años. En concreto, en el primer semestre de 2021 el importe negociado en Europa fue 10 veces mayor que en el mismo periodo de 2020. Según indica el Banco de España en su informe, esto se debe al mayor número de transacciones, pero también a la revalorización de las principales criptomonedas sin respaldo (como el bitcóin) y la mayor oferta disponible de stablecoins (las criptodivisas creadas con la finalidad de que su valor permanezca estable).

Criptomonedas
Criptomonedas FOTO: Antonio Cruz

Volviendo a nuestro país, el Banco de España se sirve del Índice de Adopción de Criptoactivos de Finder para explicar el interés que sienten los españoles por este tipo de inversiones. Según esta encuesta, entre un 10% y un 12% de los adultos españoles poseen criptoactivos, es decir, uno de cada 10. Del total, los hombres invierten más que las mujeres, un 13% frente a un 10%, y el segmento de población más activo es el de los jóvenes de entre 18 y 24 años.

Tanto en España como en la zona euro, el grueso de la negociación de criptoactivos se concentra en las operaciones sin intermediarios (aproximadamente el 75 %) cuya cotización es más volátil, como es el caso del bitcóin o de las monedas de la red ethereum (como el ether). En su informe, el Banco de España también destaca que durante el último año “se observa una mayor importancia relativa de las transacciones de mayor tamaño (de más de 10 millones de dólares estadounidenses), lo que sugiere que los inversores institucionales habrían ganado importancia relativa en las operaciones con estas monedas”. No obstante, descarta “un grado material de involucración en este segmento de las entidades bancarias”.

Riesgos para la estabilidad financiera

El Banco de España señala en su informe que el valor del mercado global de criptoactivos todavía es limitado, por lo que no representa un riesgo sistémico, aunque advierte de que el aumento de su negociación en los mercados es un peligro creciente.

El mercado mundial de criptoactivos alcanzó en 2021 su mayor capitalización hasta la fecha, con 2,8 billones de dólares, de los que el 80% corresponden a criptoactivos sin respaldo, como bitcóin y ethereum. Estos activos digitales son los que mayor volatilidad tienen, superior a la de los mercados de renta variable. Sin embargo, en los primeros meses de este año, el peso de las stablecoins, que sí que tienen un respaldo (deuda soberana, depósitos o papel comercial -deuda empresarial-), ha sido superior que en periodos pasados, lo que aumenta las interconexiones con el mercado financiero tradicional, explica el Banco de España.

El supervisor alerta de que esta vinculación “podría implicar riesgos estructurales a medio plazo para la estabilidad financiera” al erosionar la capacidad de captación de depósitos del sector bancario, lo que a su vez podría alterar los efectos de la política monetaria.

Estafas y falta de regulación

En cuanto a las actividades ilícitas relacionadas con criptoactivos, en Europa destacan las estafas y los robos, con un 57,6% y un 31,8% del total, muy por encima de fraudes (2,8%) o cibercrímenes (1,5%), también según los datos de Chainalysis. En el caso de España, entre julio de 2020 y junio de 2021, las operaciones ilegales representaron tan solo el 1% total, pero el Banco de España advierte de que el porcentaje podría no ser exacto pues solo se contemplan aquellas actividades en las que ha habido un proceso de investigación policial.

En este sentido, el Banco de España recuerda que “las actividades sobre criptoactivos en España no están actualmente reguladas, excepto por ciertos requisitos de publicidad fijados por la CNMV”. El organismo explica que “carece de competencias regulatorias, o sobre la autorización o supervisión de los proveedores de servicios relacionados con los mismos, si bien realiza un seguimiento de la evolución de este mercado por su responsabilidad sobre la estabilidad financiera”. Ante la dimensión global de estas actividades, el Banco de España presiona para establecer reglas homogéneas, evitando así “el arbitraje regulatorio entre jurisdicciones”.