Los tripulantes de Ryanair convocan seis jornadas de huelga a las puertas de las vacaciones de verano

Las movilizaciones tendrán lugar los días 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio

Un avión de Ryanair
Un avión de Ryanair FOTO: Martin Meissner AP

Las aerolíneas están viéndose superadas al intentar reactivar la normalidad tras el golpe vivido durante el coronavirus. Tanto la falta de personal como el contratar a nuevos trabajadores son dos de los principales problemas que están dando lugar a retrasos o incluso cancelaciones, haciendo que los principales afectados sean los viajeros.

No obstante, no solo los usuarios se tienen que enfrentar a estas problemáticas, sino también el propio personal de las aerolíneas se ha visto ante situaciones indeseadas haciendo que en ocasiones muchos hayan tenido que manifestar su descontento convocando huelgas. Uno de estos casos ha sido el de los tripulantes de cabina de Ryainair, ya que los sindicatos USO y Sitcpla han anunciado este lunes que han convocado seis jornadas de movilizaciones en el país para los días 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio.

Lo que ha motivado esta huelga es para que Ryanair retome las negociaciones del primer convenio para los tripulantes de cabina de pasajeros (tcp) en España, dado que esta mesa de negociación con ambos sindicatos lleva ya abierta ocho meses.

“Los tripulantes de Ryanair continuamos siendo trabajadores de tercera, nuestros derechos siguen sin respetarse. Ryanair ha forzado esta huelga y tenemos que volver a la movilización para que la realidad de nuestra situación se conozca, para que se obligue a Ryanair a cumplir con la aplicación de los derechos laborales básicos y las sentencias judiciales y para conseguir cerrar un convenio y unas condiciones de trabajo dignas para toda la plantilla. Ryanair es la única compañía internacional en nuestro país sin convenio colectivo”, ha explicado la secretaria general de la sección sindical de USO en Ryanair, Lidia Arasanz.

En este contexto, la irlandesa ante el anuncio de posibles movilizaciones en España así como en otras zonas de Europa por el incumpliendo laboral, esta decidió levantarse de la mesa, tal y como ha señalado en Twitter el vicepresidente de Sitcpla, Manuel Lodeiro.

Asimismo, esta aerolínea firmó un acuerdo con CC.OO. con el objetivo de negociar el convenio dejando fuera a USO y Sitcpla, pacto que según ambos sindicatos considera que no está legitimado y pretende “anularlos como sindicatos”. Por tanto, la compañía ha buscado un acuerdo con condiciones precarias con una organización que es mayoritaria en muchos sectores, pero no entre el personal de vuelo ha insistido Lodeiro.

En este sentido, los tcp de Ryanair eligieron ambos sindicatos como legítimos para negociar las condiciones de estos trabajadores y ahora Ryanair lo que pretende es “borrar” tanto a USO como a Sitcpla.

Acuerdo con CC.OO.

Los sindicatos aseguran que el acuerdo firmado entre Ryanair y CC.OO. incluye una serie de “mejoras”, pese a que estas no son como tal beneficiosas.

Entre las mejoras se encuentra el aumento salarial de mil euros en 2022 y de 800 en 2023, incrementos que según ambos sindicatos se incluyeron en una sentencia ganada en la Audiencia Nacional. Asimismo se garantizan 600 horas de vuelo, una petición que ambos sindicatos aseguran haber reclamado sin que la empresa se pronunciara. Sumado a esto, han garantizado el SMI, pese a que USO y Sitcpla explican que siguen habiendo condiciones por debajo de este salario; así como contratos de trabajo permanentes y directos con Ryanair. Por último, se ha establecido la programación fija de 5 días de trabajo y 3 días de descanso que esta ya fue ganada en la Audiencia Nacional, derecho que tenían estos trabajadores pero la compañía eliminó.

No obstante, los trabajadores siguen sin tener derecho a los 22 días laborales de vacaciones anuales ni los 14 festivos nacionales a los cuáles tienen derecho a todos los trabajadores en España. Asimismo se obstaculiza el acceso a los derechos de reducción de jornada por guardia legal o cuidados de familiares; los trabajadores tampoco reciben sus nóminas siguiendo el modelo legal ni en castellano; o incluso les siguen sin entregar agua en los aviones a sus tripulaciones.