El salario mínimo subirá en 2023 y alcanzará los 1.049 euros, el 60% del salario medio

El incremento será del 4,9% respecto al SMI actual de 1.000 euros, un porcentaje que aún se sitúa lejos de la inflación que se prevé a cierre de 2022, un 8,13%, según las estimaciones del Consejo General de Economistas

Desayuno informativo de Europa Press con la vicepresidenta segunda y ministra de trabajo, Yolanda Díaz
Desayuno informativo de Europa Press con la vicepresidenta segunda y ministra de trabajo, Yolanda Díaz FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

El salario mínimo interprofesional (SMI) subirá en enero de 2023 hasta los 1.049 euros, desde los 1.000 brutos actuales, y alcanzará el 60% del salario medio. “Procederemos a subir el SMI para el año que viene”, ha declarado este miércoles el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, quien subrayó que con los actuales niveles de inflación el Gobierno “debe cumplir” con su programa e incrementar el SMI para alcanzar el 60% del salario medio. En declaraciones en la Sexta, Pérez Rey ha explicado que a principios de septiembre -la reunión está prevista para el día 2- se verán con la comisión de expertos para analizar en cuánto debe situarse esa subida que se aplicará el año que viene.

En junio del año pasado, la comisión asesora de expertos señaló al Gobierno varios rangos y escenarios de subidas del SMI. En el más elevado, el salario mínimo debía alcanzar los 1.049 euros en 14 pagas en 2023 para cumplir con ese objetivo del 60%. Actualmente, el SMI es de 1.000 euros brutos en 14 pagas. El incremento será del 4,9%, un porcentaje que aún se sitúa lejos de la inflación que se prevé a cierre de 2022, un 8,13%, según las estimaciones del Consejo General de Economistas. Según los cálculos de sus expertos, los precios no darán tregua hasta bien entrado el 2023, por lo que los trabajadores que cobren el SMI seguirán perdiendo poder adquisitivo pese a la nueva subida salarial.

Desde que el PSOE asumió el Gobierno en funciones y más tarde fue elegido y formó coalición con Podemos, el SMI ha subido cuatro veces. Esta senda comenzó en 2019 con la primera subida, de un 22,3%, desde los 735,90 euros hasta los 900 euros. En 2020 y 2021, se fijó el SMI en 950 euros, aunque en septiembre de 2021 se elevó otros 15 euros, hasta los 965 euros, y finalmente en febrero de 2022 se aprobó la subida del SMI hasta 1.000 euros, con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2022. En total, el SMI se ha incrementado un 33,5%, pasando de 735 euros a 1.000 euros.

Hace apenas unos días, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, afirmó que “ante una inflación absolutamente desbocada, imposible para la mayoría social, más que nunca hay que subir el salario mínimo”. Y recordó que el Gobierno subirá el salario mínimo este año: “Hay personas en este país con una renta como el SMI, que vamos a subir ahora, que pagan comisiones bancarias de 60 euros. Hay que abordar el tema”, dijo en una entrevista en ‘El Periódico’. Tanto Díaz como los sindicatos se han mostrado partidarios de seguir la senda de aumentos del SMI, sobre todo con el repunte de la inflación. Sin embargo, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha manifestado sus recelos en varias ocasiones.