MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
13:15
Actualizado

Amenaza de más recortes en la planta de Nissan en Barcelona

La fábrica catalana de la marca japonesa ya ha sufrido recientemente otro recorte de 750 trabajadores y ahora podría perder la producción de la «pick-up» Clase X de Mercedes

  • La factoría de Nissan en Barcelona fabrica unas 15.000 unidades de la «pick-up» Clase X de Mercedes
    La factoría de Nissan en Barcelona fabrica unas 15.000 unidades de la «pick-up» Clase X de Mercedes /

    Efe

Tiempo de lectura 2 min.

24 de agosto de 2019. 20:00h

Comentada
Carlos de Miguel 25/8/2019

ETIQUETAS

Los 830 empleos que Nissan está reduciendo en España (750 en Barcelona y 80 en Cantabria) tras el pacto con los sindicatos podrían incrementarse el año próximo en el caso de que se confirmen los cada día más insistentes rumores de que Mercedes Benz va a retirar de la planta de la Zona Franca la producción de la «pick-up» Clase X, ya que la demanda del mercado está siendo inferior a los planes previstos. Si Mercedes toma finalmente esta decisión debería indemnizar fuertemente a Nissan por el cese del contrato de producción que está comprometido hasta el año 2026. Pero ello no quita que la situación de la factoría catalana podría pasar en este caso a una situación crítica, ya que la Mercedes X es el modelo más rentable y representa aproximadamente la cuarta parte de la producción del centro. En la misma línea que esta Mercedes se fabrican dos modelos similares: el Nissan Navara y el Renault Alaskan.

En el caso de que la planta de la Zona Franca perdiera este modelo, del que se hacen unas 15.000 unidades, se quedaría con una producción de únicamente unas 50.000 unidades, lo que pondría en peligro su continuidad. Hay que recordar que estas instalaciones también perdieron hace poco tiempo la fabricación de los Nissan Pulsar y NV200.

La situación es preocupante después de que el consejero delegado de Nissan anunciara recientemente un plan de ajuste de plantilla de 12.500 empleos sobre el total de 139.000 que tiene la compañía japonesa en todo el mundo. En una primera fase, hasta marzo de 2020, se suprimirán 6.400 puestos de trabajo; los 6.100 empleos restantes tienen que estar fuera de la empresa antes de marzo de 2023. Es esta segunda fase la que podría afectar de lleno a la planta de Barcelona en el caso de que su descenso de producción amenace seriamente a su rentabilidad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs