MENÚ
lunes 24 septiembre 2018
16:20
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El PIB de la eurozona echa el freno en el primer trimestre

El crecimiento de la economía pasa del 0,7% al 0,4% en los tres primeros meses del año, según Eurostat. Alemania y Francia muestran su peor cara y sólo España e Italia mantienen el tipo.

  • El PIB de la eurozona echa el freno en el primer trimestre

Tiempo de lectura 2 min.

16 de mayo de 2018. 00:34h

Comentada
Jesús Martín.  16/5/2018

Lo advirtió Mario Draghi hace veinte días y su presentimiento se ha cumplido. La economía de la eurozona creció en el primer trimestre del presente año un 0,4%, tres décimas menos que en el trimestre anterior. Habría que remontarse al cuarto trimestre de 2016 para encontrar un crecimiento tan exiguo. En tasa interanual, el crecimiento ha pasado del 2,8% a finales del pasado año, al 2,5%. Sólo España e Italia han salvado el honor del PIB de los países que comparten la moneda única en el comienzo del año.

Entre las principales economías de la Unión Europea se observó una moderación del crecimiento en el primer trimestre, tanto en comparación con el trimestre pasado como en la comparación interanual. Así, el PIB de Alemania aumentó un 0,3% entre enero y marzo, frente al 0,6% del trimestre previo, el de Francia creció un 0,3% frente al 0,7% anterior, y el de Holanda, un 0,5% frente al 0,7%. En la comparación interanual, la economía alemana creció un 2,3% frente al 2,9% del primer trimestre de 2017; la francesa, un 2,1% frente al 2,6%, y la holandesa, un 3% frente al 3,1%.

A pesar de comenzar 2018 con algo menos de dinamismo, la economía alemana se anotó su decimoquinto trimestre consecutivo de subida, lo que supone la fase más larga de reactivación desde 1991, recordó la Oficina Federal de Estadística (Destatis) al presentar los datos provisionales del PIB para los tres primeros meses del año. La cartera de pedidos de la industria, tanto a nivel interno como de terceros países, fue menor a la del trimestre anterior, lo que tuvo un impacto negativo sobre las exportaciones. Los principales impulsos llegaron del interior. El consumo privado subió ligeramente el gasto público cayó por primera vez en casi cinco años.

Turno para el BCE

El pasado 26 de abril, en la última reunión del consejo de gobierno del Banco Central Europeo, su presidente, Mario Draghi, adelantó que los datos de los que disponía mostraban una moderación del crecimiento en la eurozona, aunque aseguró que la inercia del ciclo permitirá presentar unos datos sólidos. El BCE sigue fiel a su hoja de ruta de la política monetaria, que mantiene inalterada desde que el 10 de marzo de 2016 bajara los tipos al 0%. Hasta finales de septiembre, el BCE tiene comprometida la compra de 30.000 millones de euros en bonos soberanos. Los datos confirman la tendencia anunciada por la Comisión Europea en sus últimas previsiones macroeconómicas, presentadas a principios de este mismo mes, en las que estimó que el crecimiento en la eurozona y la Unión Europea se desaceleraría. El Ejecutivo comunitario prevé que el PIB de ambas zonas aumente un 2,3% este año y un 2% el que viene. «El crecimiento del PIB debería seguir vigoroso este año y moderarse ligeramente en 2019 conforme se disipan los estímulos monetarios, se ralentiza el crecimiento del comercio mundial y ciertos países se acercan al pleno empleo», dijo el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs