MENÚ
domingo 21 julio 2019
22:47
Actualizado

La carrera más larga de Ford, una cita anual de solidaridad

El reto es importante y los Ford Focus S-Line lo han superado de nuevo: competir un día entero con el menor consumo

  • Personalidades del mundo de la televisión, del deporte, la moda... todos unidos para que las 24 Horas Ford volvieran a ser un éxito de repercusión/Reportaje gráfico: C. Pastrano
    Personalidades del mundo de la televisión, del deporte, la moda... todos unidos para que las 24 Horas Ford volvieran a ser un éxito de repercusión/Reportaje gráfico: C. Pastrano

Tiempo de lectura 4 min.

29 de junio de 2019. 22:47h

Comentada
Carlos de Miguel 29/6/2019

ETIQUETAS

Como cada año, Ford ha organizado, y van dieciséis, su carrera de 24 horas de duración. Una competición mixta y apasionante, ya que no sólo valora la velocidad en circuito, sino la conducción responsable para conseguir rodar lo más rápido posible, pero con el menor consumo. La organización, de acuerdo con la petrolera BP, impone un límite de 250 litros de combustible para completar las 24 horas de carrera. Asimismo, hay una limitación en los neumáticos, ya que cada coche dispone únicamente de seis ruedas Continental, lo que supone rodar fino para no desgastar en exceso la goma. Y todo ello, a los mandos de la última generación del Ford Focus S-Line, dotado de un motor 1.5 Ecoboost que desarrolla una potencia de 150 caballos y una velocidad punta por encima de los doscientos por hora, con una caja de cambios automática de ocho velocidades, con levas en el volante.

La carrera más larga de Ford, una cita anual de solidaridad

Un año más, LA RAZÓN formó parte de este grupo solidario al alinear uno de los doce Focus que participaron en la carrera. Cada unidad va patrocinada por un medio de comunicación y representa a una ONG, que destinará los fondos obtenidos a financiar programas de ayudas para los más necesitados.

Estas 24 Horas de Ford han cumplido ya 16 años, convirtiéndose en una de las competiciones clásicas del calendario automovilístico nacional. A largo de este tiempo, la marca del óvalo ha repartido en diferentes proyectos solidarios casi dos millones de euros. Concretamente, la edición de este año supuso la donación, según el resultado final de la carrera, de 116.000 euros, en una acción de responsabilidad social corporativa única entre las empresas de nuestro país.

La carrera más larga de Ford, una cita anual de solidaridad

El Focus de LA RAZÓN defendía este año los colores de la ONG «A la Par», a la que intentamos (aunque no lo logramos) conseguir uno de los primeros puestos. El esfuerzo de todo el equipo fue encomiable y resultó para todos una experiencia enriquecedora contar con el ánimo de los miembros de esta ONG, tanto durante el día como en las largas horas de la noche.

«A la Par» trabaja por la participación de las personas con discapacidad intelectual en nuestra sociedad. En esta misión, la Fundación ha crecido, tanto en el número de servicios que ofrece como en las personas atendidas, unas 1.000 en la actualidad. Además, emplea a más de 300, de las que 138 son trabajadores con discapacidad intelectual.

El ocio, el deporte, la sanidad o la atención jurídica a quienes sufren abusos son áreas en las que «A la Par» vuelca sus esfuerzos para romper las barreras que pueden encontrar las personas con discapacidad intelectual.

La carrera más larga de Ford, una cita anual de solidaridad

Con su participación en estas 24 Horas Ford, la Fundación ha buscado dotar de herramientas y apoyos a 18 personas con discapacidad intelectual para lograr el acceso a una vida independiente de calidad. Para que aquellas que tengan el deseo de vivir de forma independiente puedan hacerlo sin restricciones y superar los obstáculos que plantea la vida independiente, igual que cualquier otra persona, dando cumplimiento al derecho recogido en la Convención sobre los Derechos de las personas con discapacidad en esta materia. Las personas con discapacidad intelectual encuentran muchas barreras a la hora de independizarse y salir del entorno familiar. A menudo, el miedo de las familias, unido a la dificultad que tienen para entender y resolver algunos trámites burocráticos, así como las barreras físicas y sensoriales de los edificios, la resistencia de los propietarios o inmobiliarias a alquilar pisos a este tipo de personas, o los bajos salarios que estos perciben, construyen un muro difícil de derribar. Toda la labor que desarrolla esta ONG se puede ver en su web alapar.org. Gracias al perfecto funcionamiento del Ford Focus S-Line, y al entusiasmo de los miembros de «A la Par», la prueba fue mucho menos dura de lo esperado. Una experiencia enriquecedora.

Últimas noticias