MENÚ
martes 25 septiembre 2018
12:59
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La persecución de los profesionales médicos por parte del Ministerio de trabajo

  • Juan Ignacio Navas Marqués
    Juan Ignacio Navas Marqués
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de julio de 2018. 12:53h

Comentada
Juan Ignacio Navas Marqués - Navas & Cusí Abogados.  Madrid. 11/7/2018

ETIQUETAS

Los falsos autónomos. Qué palabra tan utilizada en este nuestro país. Y los que más la utilizan en los últimos tiempos: los inspectores de trabajo.

Existe una verdadera persecución detrás de centenares de centros médicos y de doctores autónomos en España, quienes reciben la visita de un inspector o subinspector de trabajo, y se reúne con los trabajadores médicos con el fin de poder evaluar el modus operandi y relación profesional con los centros médicos, concluyendo mediante actas, en todos los casos, que la relación que mantienen los médicos con el centro es laboral, y no mercantil en régimen de autónomos tal como se defienden.

Lo que no se logra entender es la razón por la que existe esta persecución laboral frente a un ámbito tan importante (y a la vez tan necesario) como es el sector sanitario, con todos los problemas que ya tiene de por si (el horario laboral, falta de personal, etc).

Si hay un sector en el que el tipo de relación debe ser en régimen de autónomo y de colaboración, es precisamente el sector sanitario.

El centro médico tiene un conjunto de instalaciones (salas de visita, maquinaria, recepción...) y servicios, puestos a disposición de un conjunto de profesionales médicos, quienes colaboran mediante un contrato mercantil con el centro médico.

Es decir, la relación que existe entre los médicos y el centro es una relación puramente mercantil. En virtud de lo anterior, los médicos, quienes actúan en régimen de autónomos independientes, atienden puntual y religiosamente a sus cuotas de autónomos mensuales. Estos médicos pueden hacer uso de las instalaciones y servicios del centro médico, a cambio de una remuneración económica al centro, por cada paciente.

Así, resulta a todas luces una clara falta de respeto, a la par que una clara, flagrante y sistemática vulneración de los derechos tan fundamentales como son la libertad profesional, derecho a trabajar (derechos recogidos en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, incorporada a los Tratados mediante Lisboa en el año 2007), y el derecho a obtener una buena gestión, la actitud mantenida por parte del gobierno versus el profesional médico. Numerosas han sido las denuncias presentadas por los médicos, incluso penales, en el que ponían de manifiesto la actitud amenazadora y coercitiva de los inspectores y subinspectores de trabajo, quienes han hecho caso omiso a estas declaraciones, dando por hecho que los médicos tienen una relación estrictamente laboral con los centros médicos.

Y lo más grotesco de todo es que no existe todavía a día de hoy una legislación específica en España que regule esta situación. En el año 2011 se dispuso una disposición final en la ley de la seguridad social, encaminada a dar voluntad de cumplimento, mediante legislación, a la relación que existe entre los profesionales médicos y los centros.

Todo lo anterior ha llevado a Navas & Cusí Abogados a tener que poner este asunto en manos de las instituciones europeas, quienes serán muy pronto conocedoras de estos hechos a través de una Denuncia formal presentada ante la Comisión Europea.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs