MENÚ
viernes 19 abril 2019
17:49
Actualizado

La solución de Trump a la crisis de Boeing, cambiar el nombre al 737 Max

El presidente de EE UU sugiere al fabricante que arregle los problemas del modelo y acomete un lavado de imagen

  • Trump, el día que ordenó suspender los vuelos del Boeing 737 Max
    Trump, el día que ordenó suspender los vuelos del Boeing 737 Max /

    Efe

Tiempo de lectura 2 min.

15 de abril de 2019. 17:34h

Comentada
Roberto L. Vargas 15/4/2019

A grandes males, grandes remedios. O no tan grandes. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, considera que parte de la solución a la crisis que atraviesa Boeing por los accidentes de dos de sus aparatos 737 Max en Indonesia y Etiopía acaecidos en los últimos cinco meses pasa por un simple cambio de nombre. “Si fuera Boeing, arreglaría el Boeing 737 Max, agregaría algunas funciones adicionales y cambiaría la imagen del avión con un nuevo nombre”, ha dicho Trump a través de su medio de comunicación favorito, su cuenta de Twitter.

El opinión de Trump, “ningún producto ha sufrido tanto como éste”, por lo que al fabricante americano le vendría bien una campaña para limpiar su imagen, con cambio de nombre incluido.

Por el momento, más que en operaciones de márketing, en lo que la compañía con sede en Chicago trabaja a fondo es en solucionar los problemas técnicos del 737 Max, cuyas unidades permanecen en tierra dispersas por aeropuertos de medio mundo a la espera de soluciones. Aunque en principio parecía que la solución parecía cosa de semanas, ahora parece cada vez más claro que llevará meses. Boeing ha reconocido que necesitará varias semanas para tener a punto la actualización del software del sistema de control de vuelo, conocido como MCAS. Según las conclusiones previas de la investigación del accidente de Etiopía acaecido el pasado 10 de marzo, un fallo en este dispositivo podría estar detrás de este siniestro y del ocurrido cinco meses atrás en Indonesia. Aunque la tripulación siguió todos los procedimientos de seguridad, no pudo desactivar el software que estabiliza el aparato si detecta un brusco levantamiento del morro, lo que habría hecho descender la nave y provocado el accidente.

Una vez que Boeing solvente los fallos, las soluciones deberán ser revisadas y aprobadas por la Administración Federal de Aviación (FAA), un proceso que, según todos los indicios, todavía llevará semanas. American Airlines, la mayor aerolínea de Estados Unidos, anunció ayer que los aparatos 737 Max de su flota permanecerán en tierra al menos hasta agosto.

Últimas noticias