MENÚ
lunes 17 junio 2019
00:32
Actualizado

La tensión en el golfo de Omán hará escalar el barril a los 80 dólares

Los expertos señalan que el suministro de crudo está garantizado durante 90 días.

  • Principales rutas petroleras en 2018
    Principales rutas petroleras en 2018

Tiempo de lectura 4 min.

14 de junio de 2019. 05:31h

Comentada
H. Montero 14/6/2019

El embudo que conforma el estrecho de Ormuz es uno de los puntos más calientes y vitales de la Tierra. Por sus aguas transita a diario casi una quinta parte del crudo. Unos 19 millones de barriles se concentran a diario en su punto más angosto, apenas 34 kilómetros de costa a costa, y salen disparados hacia Asia, según los datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Este pasaje, vigilado con celo por la V Flota estadounidense, es crucial para la economía de Oriente Medio. Irak, Irán, Kuwait, Bahréin, Qatar (que saca también gran cantidad de gas natural licuado), Emiratos Árabes y Arabia Saudí dependen de este accidente geográfico. Los últimos incidentes contra petroleros han transmitido las primeras sacudidas a los mercados. El barril de Brent, el crudo de referencia en Europa, cerró ayer en 61,29 dólares, un alza del 2,2% respecto al cierre anterior, después de haber alcanzado durante la jornada los 62,64 dólares.

«Es una trampa sin salida. No hay alternativa a Ormuz. No es como el estrecho de Malaca –la segunda ruta más transitada, entre Indonesia y Malasia–, donde hay otras opciones, aunque muy complicadas. En Ormuz, la única posibilidad sería utilizar los oleoductos próximos, pero ya están a pleno funcionamiento y no pueden absorber más crudo», explica Pedro Mielgo, presidente de la consultora energética NGC Partners.

«Si persiste esta tensión en la zona y como no hay alternativas a corto y a medio plazo, se va a provocar tensión en los mercados. Esto no quiere decir que haya riesgos de desabastecimiento o restricciones, ya que los países que pertenecen a la AIE disponen de reservas suficientes para 90 días, pero, si el conflicto perdura en Ormuz, los mercados mantendrán su nerviosismo y eso se traducirá en un alza de los precios», vaticina Mielgo.

¿Hasta qué rango y en cuánto tiempo? El consenso de los analistas petroleros consultados por LA RAZÓN oscila entre un rango superior a los 70 dólares hasta rozar los 80 dólares el barril en apenas unas semanas. «En unas sesiones podemos ponernos fácilmente en los 65 dólares el barril. Y en una semana más quizá rozando los 70 dólares», asegura Miguel Momobela, especialista en materias primas de XTB.

«A ningún país de la zona le interesa una escalada del conflicto que complique la salida de sus exportaciones de hidrocarburos. Tampoco a Estados Unidos, donde los resultados del inventario petrolero han sido desiguales y que vislumbra una bajada de tipos de interés. Una subida del precio del petróleo no puede beneficiar a nadie. La única excepción es Irán. Se le señala como instigador para no perder esa salida con las sanciones», añade Momobela.

¿Cuál sería la salida al atolladero en que se ha convertido el estrecho más transitado por petroleros y metaneros del mundo? «Si se prolonga habrá un conflicto sin solución a corto plazo. La solución más sencilla sería suavizar las sanciones a Irán, pero el presidente Trump encara su reelección y tratará de no entrar en contradicciones en este asunto. Es inevitable un conflicto porque no se vislumbra una cesión por alguna de las partes», afirma el bróker petrolero de XTB.

Últimas noticias