MENÚ
viernes 23 agosto 2019
21:51
Actualizado

La vuelta del Boeing 737 MAX se retrasa

Aunque las aerolíneas esperaban que volviera al servicio en agosto, la Agencia Federal de Aviación americana no cree que pueda volver hasta diciembre

  • Un Boeing 737 MAX en fase de montaje en la fábrica de Renton (Washington)
    Un Boeing 737 MAX en fase de montaje en la fábrica de Renton (Washington) /

    Ted S. Warren / AP

Tiempo de lectura 2 min.

12 de junio de 2019. 19:59h

Comentada
Roberto L. Vargas 12/6/2019

Aunque todo parecía indicar que los Boeing 737 MAX volverían a entrar en servicio el próximo mes de agosto, lo cierto es que es muy probable que los aparatos de este modelo que permanecen en tierra desde marzo no vuelvan a volar hasta finales de año. Ali Bahrami, el responsable de seguridad de de la Agencia Federal de Aviación (FAA), el regulador americano, ha revelado hoy en Colonia (Alemania) que lo más probable es que los 737 MAX no vuelvan a estar operativos hasta esa fecha.

Bahrami ha asegurado que la FAA está soportando "una gran presión" por este caso y que estos aparatos no volverán a volar "hasta que consideremos que son seguros". Y aunque se ha mostrado reacio a dar un calendario, a la pregunta de si los aviones volverían a volar antes de que finalice el año ha contestado que le sonaba correcto.

Las previsiones de la FAA, cuyo representante ha asistido a una conferencia sobre seguridad aérea junto a sus colegas de la agencia europea (EASA), son más pesimistas que las de las aerolíneas. El pasado mes de mayo, la principal asociación de líneas aéreas (IATA), aseguró que esperaban que los Boeing 737 MAX pudieran levantar el vuelo otra vez en agosto. Muchas compañías, de hecho, habían reajustado la planificación de sus vuelos para verano contando con la vuelta al servicio de los aparatos en esas fechas. American Airlines, por ejemplo, había cancelado todas las operaciones del modelo hasta septiembre. Bloomberg informó en mayo de que Boeing comunicó a la compañía india SpiceJet que el 737 MAX estaría otra vez en el aire en julio, previsión que coincidía con la hecha por el consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary.

Pese a las optimistas previsiones tanto de Boeing como de las aerolíneas, lo cierto es que el fabricante está todavía solucionando los problemas con el software de su sistema de estabilización de vuelo, la avería que parece estar detrás de los dos accidentes de Indonesia y Etiopía en los que murieron 346 personas y que han motivado la suspensión de los vuelos de los 737 MAX. El proceso para examinar estos cambios podría no estar concluido hasta finales de julio, según ha explicado el director de la EASA, Patrick Ky.

Últimas noticias