¿Cómo plantear la vuelta al colegio y su evaluación?

Por Pilu Hernández Dopico, maestra y CEO del Pupitre de Pilu

si finalmente hay refuerzo en verano, “El Ministerio debería decir cómo y en qué condiciones. Sería conveniente si fuera de manera lúdica, los niños necesitan jugar y ver a sus amigos”.
si finalmente hay refuerzo en verano, “El Ministerio debería decir cómo y en qué condiciones. Sería conveniente si fuera de manera lúdica, los niños necesitan jugar y ver a sus amigos”.Pixabay

En la reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Educación del pasado miércoles 15 de abril se abordaron ciertas cuestiones dejando frentes abiertos y poco esclarecedores. Tanto docentes como padres tienen aún más dudas de cómo se planteará la vuelta a los colegios, si la hay, cómo se evaluará esta tercera evaluación y qué pasará el curso que viene. Pilu Hernández Dopico, maestra y CEO de El Pupitre de Pilu, afirma: “Todas las materias abordadas y medidas presentadas estaban ya recogidas en la Ley de Educación, no se han tomado medidas nuevas”.

De cara al próximo curso se ha planteado que se refuercen los contenidos durante el primer trimestre, la experta recuerda que todo es una evaluación continua, por lo que normalmente muchos contenidos se vuelven a ver en el curso siguiente. “La diferencia es que, en lugar de repasarlos, se enseñarán. No hará falta adaptar los temarios”. También hay que tener en cuenta que desde hace años se evalúa por competencias, “Para pasar primaria se exigen los objetivos generales de etapa, estos son los que hay que conseguir al finalizar los seis cursos. Hay tiempo suficiente para adquirirlos. En circunstancias normales los alumnos que tenían los objetivos en marzo, los tendrán en junio, y quien no, en tres meses es muy complicado conseguir lo que no se ha logrado en seis años”.

En educación primaria, en la LOMCE en su Art. 16 apartado 2: « “La finalidad de la Educación Primaria es facilitar a los alumnos y alumnas los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, el cálculo, la adquisición de nociones básicas de la cultura, y el hábito de convivencia así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad, con el fin de garantizar una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos y alumnas y de prepararlos para cursar con aprovechamiento la Educación Secundaria Obligatoria.»

« Artículo 25. Organización de cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria.

10. El alumnado deberá poder lograr los objetivos de la etapa y alcanzar el grado de adquisición de las competencias correspondientes tanto por la opción de enseñanzas académicas como por la de enseñanzas aplicadas.»

Por otro lado, la repetición está siendo un punto polémico. En la reunión se dijo que tendría un ‘carácter excepcional’; en la LOMCE ya aparecía con esta condición y especifica se debe proponer cuando se han agotado todas las medidas ordinarias, tales como: adaptaciones temporales, metodológicas, materiales, curriculares, de acceso, etc. Hernández Dopico explica: “Si con todo esto el alumno no avanza, debemos de comprobar que con la repetición el alumno va a adquirir los contenidos propuestos para ese curso, ya que si no es así deberíamos plantearnos por qué no los adquiere aun habiendo planteado anteriormente todas esas adaptaciones. Hemos de recordar que la repetición es una medida excepcional y si el alumno no aprende por el camino que el maestro enseña, deberemos buscar el camino por el que el alumno aprenda”.

La maestra considera que en ningún caso deberían darse nuevos contenidos de los ya adquiridos, “De esta manera estaríamos haciendo más visible la brecha digital y excluyendo a los más desfavorecidos, haciéndoles muy difícil continuar el año que viene el curso”. También nos encontramos con los niños que, pudiendo acceder a los medios de formación, no quieren estudiar, “Ahora hay que trabajar especialmente con las familias, ya que ahora sí son ellos los que tienen que educar a sus hijos”. Además, Pilu no quiere olvidarse que son muchos los alumnos que han tenido problemas familiares como despidos o fallecimientos, ya que se ha notado mucho el cambio de actitud en estos niños.

En cuanto a la vuelta a las aulas y el refuerzo en verano, desde El Pupitre de Pilu recuerdan que es, sobre todo, una decisión sanitaria. Si finalmente se pudiera volver a las aulas los primeros deberían ser los más pequeños, “A ellos no les ha afectado no salir de casa, ha sido sobre todo no ir al colegio, para ellos esa es la manera de relacionarse con los demás, echan de menos estar con sus compañeros”. Igualmente, si finalmente hay refuerzo en verano, “El Ministerio debería decir cómo y en qué condiciones. Sería conveniente si fuera de manera lúdica, los niños necesitan jugar y ver a sus amigos”.

Con toda esta situación es importante motivar tanto a padres como niños en el placer de aprender, desde el principio del confinamiento El Pupitre de Pilu ha querido proponer actividades para disfrutar con los más pequeños y recordar que hay otras maneras de enseñar fuera de las aulas. “Entendemos que la evaluación de los niños preocupe a los padres, pero ahora la familia ha pasado a ser la escuela. Tenemos la oportunidad de formar a los niños de una manera más práctica. Por ejemplo, en la cocina, ver cómo cambian cambia la materia de estado: líquido, sólido y gaseoso”.