Caos con las cifras de muertos y contagios: cada comunidad usa su criterio

Algunas ofrecen cifras acumuladas; las hay que solo cuentan los fallecidos en hospitales y otras, incluyen también los geriátricos

LOS SERVICIOS FUNERARIOS DE MADRID CONTINÚAN TRABAJANDO SIN DESCANSO
Varios operarios apilan féretros para trasladarlos del almacén de los Servicios Funerarios de Madrid en el Tanatorio M-30 durante la pandemia de coronavirus en Madrid, España, a 13 de abril de 2020. Joaquin Corchero / Europa Press 13/04/2020 Joaquin Corchero / Europa Press Joaquin Corchero / Europa Press

La foto que tenemos sobre los muertos y contagios por coronavirus en España no es real, ya que cada gobierno autonómico cuenta con un modelo estadístico distinto. Algunas comunidades ofrecen cifras acumuladas, otras los datos del día anterior. Las hay que incluyen las muertes en residencias de ancianos, mientras que otras solo cuentan los fallecidos en los centros hospitalarios.

Al echar un vistazo al parte diario que ofrece el Ministerio de Sanidad llama la atención que está copado de asteriscos que sirven precisamente para advertir de la falta de unidad en la contabilidad de las víctimas de esta pandemia. Andalucía, por ejemplo, empezó a incluir en las estadísticas oficiales a los andaluces asintomáticos pero que han dado positivo en las pruebas por coronavirus. Lo mismo está ocurriendo en La Rioja, Extremadura y Murcia. Estas comunidades están realizando test rápidos –377, 300 y 174, respectivamente– que explicarían, en cierto modo, el aumento de casos confirmados en el día de ayer.

Otras comunidades como Aragón, País Vasco o Canarias envían datos globales, independientemente del lugar donde hayan fallecidos. En este sentido, en Canarias sí se hace la prueba tanto a personas vivas con sospecha de coronavirus como a fallecidos y los datos se trasladan a diario a las 20:00 horas al Ministerio de Sanidad. En Aragón se realiza la prueba en los hospitales a todas las personas que tienen una afección respiratoria, de acuerdo a lo que marca el protocolo de Sanidad. Mientras que en las residencia sólo se hace en determinados casos y se contabiliza como fallecimiento por Covid-19 cuando el médico en su certificado de defunción estima que esa puede ser la causa.

Cataluña y Navarra empezaron también ayer a enviar datos de los muertos que se producen fuera de los centros hospitalarios, sin atender, por lo tanto a las indicaciones de Sanidad que establecían que solo se contabilizara a las personas que mueren en los hospitales. Una decisión que explicaría el baile de cifras y el aumento de decesos, respecto a las semanas anteriores en Cataluña. Por su parte, la Comunidad Valenciana pasa diariamente a las 20:00 horas los datos al Ministerio, incluyendo en la cifra a los que se ha hecho la prueba y dieron positivo. Y en Galicia se recogen los datos de los muertos en hospitales y residencias, pero a Sanidad solo se remiten los primeros.

Tampoco para las residencias de ancianos, unos de los focos negros en esta pandemia, hay unanimidad. Algunas, como Andalucía, informan exclusivamente de los casos confirmados por test; otras, como Extremadura, añaden además los fallecimientos con síntomas compatibles; mientras que Aragón o Castilla y León, ofrecen el dato global. La España de las 17 velocidades es un freno para conocer la fotografía real de los muertos por coronavirus.