PSOE y PP acercan posiciones en el Congreso forzados por el pacto europeo

Casado ordena a su partido cerrar un acuerdo con el Gobierno en Sanidad y Unión Europea antes del pleno de esta tarde en la Cámara Baja, de momento han llegado a consenso en algunas materias sanitarias, como en la creación de una agencia de salud pública

La expresidenta del Congreso, Ana Pastor, y la diputada socialista, Adriana Lastra, lideran las delegaciones de PP y PSOE

El pacto histórico rubricado en Bruselas por unanimidad de los 27 socios europeos para acometer la reconstrucción tras el impacto del coronavirus lanza un potente mensaje a nivel interno y podría tener un efecto directo en España. PSOE y PP negocian “in extremis” una posición común en algunas de las áreas de la comisión de reconstrucción social y económica que se ha celebrado durante los últimos meses en el Congreso. Esta tarde, a partir de la 16:00 se debatirán y votarán las enmiendas que los grupos presentaron a los documentos marco pactados por socialistas y Podemos y será el momento de testar el éxito o el fracaso de una iniciativa que Pedro Sánchez ideó como una reedición de los “Pactos de la Moncloa”. El miércoles será la votación final, la del dictamen.

Hasta ahora se estaban encontrando ciertas resistencias y solo dos son los grupos de trabajo en los que hay acercamiento: Sanidad y Unión Europea, mientras que en Servicios Sociales y Economía no había capacidad de acuerdo. Las posiciones están cada vez más cerca, sobre todo, presionados por el éxito en Bruselas, que fuerza a lograr también un consenso interno. De hecho, Pablo Casado ha anunciado durante un acto en la universidad de verano en El Escorial, que ha dado instrucciones a su grupo en el Congreso para que llegue a un acuerdo antes del pleno de esta tarde sobre la reconstrucción.

El intercambio de documentos y enmiendas se acelera en las últimas horas y desde el Gobierno se confirma que el acuerdo se va reconduciendo. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha avanzado hoy en una entrevista en la cadena Ser que hay “avances” y ha reivindicado la necesidad de que el principal partido de la oposición esté inmiscuido en la reactivación del país tras la pandemia. “El PP es un partido muy importante. Tiene que estar en otra posición, en lo importante. Hay muchas cosas en las que discrepamos y la gente lo entiende, pero este no es el caso ni el momento. Es el momento de decirle a nuestro país que estamos , porque Europa ha estado”, ha señalado.

Que el PP “se contagie”

En la misma línea, desde la mesa del Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha lamentado que el PP haya preferido “tensar la cuerda hasta romperla” en la búsqueda de estos acuerdos y llamó a “sentar las bases en el Congreso para dar continuidad al acuerdo europeo”. Montero ha “animado” a la oposición a hacer “un último esfuerzo” para aprobar mañana el dictamen de la comisión de reconstrucción, que “no es un aval al Gobierno, sino una hoja de ruta compartida para sacar adelante el país en un momento de máxima dificultad”.

En este sentido, desde Moncloa desean que “ojalá esta atmósfera de diálogo y entendimiento se traslade al Congreso para hacer posible el acuerdo” y que el PP “se contagie” de él. De este modo, se argumenta que es “el momento ideal” para “aparcar las diferencias, ser capaces de anudar este entendimiento y vehicular los recursos conseguidos a través de unos Presupuestos Generales del Estado”. En el Gobierno censuran que en el PP no haya esta actitud de “aportar” y aparcar las diferencias, porque entienden, “de manera equivocada”, que esta comisión de reconstrucción fortalece al Gobierno en lugar de al país.

A primera hora de la tarde, el PP informaba de que había llegado a algunos acuerdos en materia de Sanidad con el PSOE, entre los que se incluyen la creación de una Agencia Nacional de Salud. Precisamente, Ciudadanos había avanzado esta misma mañana que había acordado con los socialistas una enmienda transaccional similar para poner en marcha una Agencia de Salud Pública, un órgano que se encargará de potenciar la coordinación entre el Estado y las comunidades autónomas en materia de sanidad. De momento PP y PSOE continúan negociando respecto al documento de la Unión Europea, donde el PP se abstuvo en la última votación.