¿Te arrepientes de haber votado a Vox?

Espinosa de los Monteros idea una ingeniosa estrategia en redes para captar afiliados, mientras sus detractores cuestionan la fidelidad de sus votantes y arremeten contra ellos

Ya han pasado seis años desde que Santiago Abascal se convirtiera en el nuevo presidente de Vox. Ese día, el líder de la formación verde prometió a sus cerca de 4.000 militantes que llegarían hasta el Congreso. Acababan de obtener 250.000 votos en las elecciones europeas y lejos quedaba ese horizonte de los 52 diputados con los que cuentan ahora. Seis años en los que la situación de España ha sufrido un giro importante, pandemia incluida, y hay quien aprovecha el momento para preguntarse por el papel de Vox y su futuro inmediato. Pero si algo tiene esta formación es que no deja de sorprender. Aprovechando el aniversario de Abascal, otro de los dirigentes de la formación, Iván Espinosa de los Monteros ideó un plan para conseguir nuevos militantes. Y lo hizo, como mejor sabe, a través de las redes sociales.

“Una de vosotros me ha inspirado una idea que me ha gustado: todo tuitero que se afilie a Vox durante los siguientes 10 días, hasta el 30/09, y me mande una foto de su solicitud de alta, quedará emplazado para que le entregue yo personalmente el carnet de afiliado en la sede”. Así reza la oferta de Espinosa de los Monteros a sus “posibles militantes”. Una idea cargada de humor y desparpajo, del que le gusta tirar siempre que puede, y que, por supuesto, no termina aquí: "Una vez tramitadas las altas, os convocaré a todos para conocernos, tomar algo y comentar. Avisaré de la fecha con tiempo, para aquellos que se vayan a desplazar. Todo ello sujeto a que las medidas sanitarias lo permitan... pero hacerlo, lo hacemos. Promo válida hasta el 30/09! ".

En menos de 24 horas consiguió 50 afiliados y se lanzó a la búsqueda de los 100 recordando las cuotas y descuentos por si quedaba algún despistado. “Cuotas especiales de €5/mes para estudiantes, parados o jubilados, €3 para menores de 23 años, y €1 para situaciones económicas especiales y discapacitados”. Dicho queda.

¿Alguien se arrepiente de haber votado a Vox?

Pero no todo fueron felicitaciones de aniversario a Santiago Abascal y alegrías por los nuevos afiliados. Las redes dan una de cal y una de arena y en esta ocasión no iba a ser menos. En alusión a un tuit del propio Espinosa de los Monteros, un tuitero planteó la siguiente pregunta: ¿Te arrepientes de haber votado a Vox? y las respuestas se dispararon. Dejando claro que la formación verde provoca muchas cosas, pero la indiferencia no es una de ellas.

Extraer una conclusión de entre todas las respuestas resulta harto complicado. Pero si a votantes de Vox nos referimos, parecen tenerlo claro: No se arrepienten en absoluto. Eso sí, no todo van a ser alabanzas. Alguna voz crítica surge:Yo no me arrepiento, pero que se bajen los humos, que no han sido ungidos por Dios ni nada que se le parezca. Mensaje firme, sí, pero formas humildes e inteligentes, tipo Espinosa u Olona. Y Abascal, menos fotos rancias con el puro y ropa de una o dos tallas menos”.

Los votantes de Vox dejan claro que aunque no están de acuerdo con todas las ideas de su partido, les ocurría lo mismo con el resto. “Nunca estás de acuerdo en todo con un partido”, reflexiona un tuitero. Y es que, esa es la voz común: “Los voté y lo seguiré haciendo....pero tambien es verdad que hay cosas que no me gustan. Pero cuando votaba al PP tampoco estaba de acuerdo en todo”.

Los detractores de Vox

Y si los votantes de Abascal, Monasterio, Olona, Espinosa de los Monteros... lo tienen claro. Sus detractores también. Aprovechando el hilo de la pregunta, arremeten contra la formación y sus seguidores. “Con toda la vehemencia que defendéis a un partido. Dejaréis de votarlo al minuto uno. Eso es que lo trae votar como si fueseis abducidos. Vox como todos los demás partidos, miente más que habla. Nada nuevo e informaros mejor”, vaticina un tuitero. Alguno incluso culpa a los votantes de Vox del Gobierno de coalición de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias: “Deberían, gracias a su voto tenemos el gobierno que tenemos; de haber votado al PP, hubiera ganado el PP por mayoría”.

En definitiva, el votante de Vox se muestra crítico con su formación por diferentes cuestiones y considera que aunque no es el partido perfecto, ninguno lo es. Fieles a su voto parecen seguir manteniendo la confianza en sus dirigentes. Pero advierten que las irregularidades detectadas en su formación en algunos puntos de España, deben ser atajadas de inmediato.