“Suerte, justicia y libertad”, el mensaje Rato a sus compañeros de módulo al salir de la cárcel

Deberá acudir al centro que se le asigne para la colocación de la pulsera de control telemática

El ex presidente de Bankia Rodrigo Rato ha salido esta tarde, minutos antes de las seis de la tarde, de la prisión madrileña de Soto del Real, después de cumplimentar los trámites pertinentes y de que la Junta de Tratamiento de la prisión de Soto del Real hubiese diseñado el plan de tratamiento individualizado, que era el último paso para que comenzase a disfrutar del régimen abierto con control telemático.

En el momento de su despedida, Rato se ha dirigido a los medios de comunicación que le esperaban y ha deseado “mucha suerte, justicia y libertad” a sus compañeros del centro penitenciario, “especialmente a los del módulo 10”, de los que se lleva “muy buen recuerdo”.

También ha aprovechado para agradecer públicamente a todos los funcionarios de Soto del Real su “profesionalidad y humanidad”, informa Efe, con una mención destacada al “padre Paulino y a las personas que le acompañan todos los domingos en la misa, que hacen una labor espléndida para todos los reclusos y todos los internos”.

El ex ministro ha ensalzado también la labor de las ONG con las que ha podido colaborar mientras ha estado en la prisión, antes de marcharse de los alrededores del recinto acompañado de su mujer

Ahora, deberá trasladarse al centro de inserción social que se le asigne para que sea allí donde le coloquen la pulsera telemática que servirá para llevar a cabo su control, una vez esté en libertad, según según señalaron a LA RAZÓN fuentes penitenciarias.

El ex director de Bankia era el único de los condenados por el caso de las “tarjetas black” que permanecía en régimen cerrado, toda vez que el resto disfruta del régimen abierto o libertad condicional. Ingresó en prisión el 25 de octubre de 2018, tras haber sido condenado a cuatro años y medio de prisión por la Audiencia Nacional en el citado procedimiento.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha concedió ayer la progresión al tercer grado mediante control telemático.

En su resolución, el magistrado José Luis Castro señalaba que la propia Junta de Tratamiento de la cárcel de Soto del Real (Madrid) ya propuso por mayoría la progresión del interno al tercer grado, al entender que está capacitado para seguir cumpliendo su condena en un régimen de semilibertad y se basa en los informes emitidos por los profesiones del equipo técnico del centro penitenciario. Sin embargo, en aquella ocasión la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias rechazó esa concesión al esgrimir que tenía pendientes otros procedimientos judiciales, de forma especial la sentencia por la salida a bolsa de Bankia. Su absolución en este procedimiento ha sido decisiva para que se le otorgue el tercer grado, bajo control telemático.