El mundo al revés: marroquíes saltan el vallado de Melilla en dirección a su país

Aprovechan las escaleras de las obras del nuevo muro que se construye en la frontera

Escalera colocada en la parte española del vallado de Melilla para poder pasar a Marruecosjmzmel

El mundo al revés. La gran preocupación que ha habido siempre en Ceuta y Melilla han sido siempre los saltos que grupos de inmigrantes protagonizaban para entrar ilegalmente en España. Ahora, según se ha detectado, son muchos los marroquíes que quedaron atrapados en las ciudades autónomas y que no han podido aprovechar los corredores humanitarios que se abrieron hace unas semanas.

Ante la falta de trabajo y con el fin de volver a sus hogares, sin ser detectados por las autoridades fronterizas de ambos países, en especial las del suyo, han optado por pasar a nado o, como es el caso, mediante el salto del vallado de Melilla, pero en sentido contrario a como se hacía, siempre que podían.

Las obras del nuevo muro, del que LA RAZÓN ofreció fotos en exclusiva, avanzan a buen ritmo y los obreros utilizan diversos tipos de escaleras que, durante la noche, son utilizadas por los marroquíes para volver a su país sin ser detectados. Las autoridades del vecino país, que mantienen la frontera cerrada a cal y canto, ponen en práctica unas medidas rigurosas para evitar la extensión de la pandemia que en Melilla está alcanzando altos niveles de contagio.

Como se aprecia en la fotografía, los que no pueden ser calificados de inmigrantes, sino de retornados, colocan las escaleras en el vallado y saltan al otro lado de la frontera para poder llegar a sus hogares o a casas de amigos que les acojan.