Pagaza, Savater y Vargas Llosa reivindican la libertad en el 20 aniversario del Premio Sajarov a “¡Basta Ya!”

Destacan que “todos los nacionalismos son xenófobos” y que “conspiran” contra la democracia

Fernándo Savater conversa con Maite Pagazaurtunda y Vargas Llosa
Fernándo Savater conversa con Maite Pagazaurtunda y Vargas LlosaLa Razón

La eurodiputada Maite Pagazaurtundua, ha reunido al filósofo Fernando Savater y al nobel de Literatura Mario Vargas Llosa en una conversación en la que reivindican la libertad en el 20 aniversario de la entrega del premio Sajarov a la libertad de conciencia a la organización cívica ¡Basta ya! a la que los tres pertenecieron. “Queremos hacer memoria para que los jóvenes puedan conocer no sólo por qué tuvo ese premio, sino para reivindicar que, aunque la libertad tiene coste, merece la pena”, señaló Pagaza durante la charla. Destacó cómo, “a la luz del incremento de partidos identitarios de extrema derecha, pero también de bolivarianos, con el retorno de la identidad como lo peor de la política, es el momento de volver a reivindicar esa Europa de los ciudadanos, de los individuos con derechos y obligaciones”.

Vargas Llosa indicó que “la existencia de esos movimientos nacionalistas son una amenaza para la Europa democrática que queremos construir.” “La Unión Europea es una creación profundamente democrática. Y sin embargo, en su seno, hay muchos movimientos nacionalistas que conspiran contra esa democracia inspirada en la legalidad y en la libertad. Yo creo que el nacionalismo, pues viene de muy lejos, es la llamada de la tribu”. Apuntó que la “tribu” sería esa sociedad “que en realidad nunca existió, pero en la que todos se conocían, todos hablaban la misma lengua, todos adoraban a los mismos dioses”.

“Todos los nacionalismos son xenófobos

Fernado Savater cree que, por el gran número de populistas que hay en la actualidad, hoy en día ¡Basta Ya! no recibiría el premio Sajarov en la Unión Europea, debido al aumento del “número de personas que no creen en la ciudadanía, sino que creen en la adhesión ciega a masas más o menos amorfas, a lo que ellos llaman pueblos y contradicciones inventadas”.

Consideró que tampoco les darían ese premio en el Parlamento español, donde hoy “son mayoría los grupos que con más o menos vehemencia apoyan una xenofobia separatista”. Porque, dijo “todos los nacionalismos, no lo olvidemos, son xenófobos y naturalmente, el separatismo, que es intento de romper un Estado de derecho por razones étnicas, es la expresión xenófoba por excelencia”, agregó Savater.

Apuntó que el peso que tiene ese separatismo en el Gobierno de España, es “llamado de manera sorprendente socialista, aunque no lo parezca en absoluto por sus miembros y por sus expresiones, y apoyado en un movimiento claramente populista, bolivariano” que dijo, cuenta con todos esos movimientos radicales, empezando por la propio Bildu”, y “apoyado por una izquierda intelectual a la cual lo único que le preocupa es impedir que la derecha llegue al Gobierno en España”.

En este sentido, Vargas Llosa reivindicó la Constitución Española de la que dijo fue admirada por el mundo entero por la generosidad con que fue concebida, “una Constitución que debería seguir regulando la vida política y social y económica de España, en donde yo creo que hay unas raíces profundamente democráticas que pueden defendernos contra los movimientos nacionalistas”.