Duro alegato de policías a Interior: “intolerable e impresentable falta de medios contra el coronavirus”

CEP subraya que el Gobierno ha hecho un esfuerzo insuficiente para proteger a los agentes

- Agentes de la Policía Nacional en el muelle de Arguineguín (Gran Canaria) EFE/ Elvira Urquijo A.
- Agentes de la Policía Nacional en el muelle de Arguineguín (Gran Canaria) EFE/ Elvira Urquijo A.Elvira Urquijo A.EFE

“Resulta intolerable y impresentable que, por la ausencia de medios de la Dirección General de la Policía (Ministerio del Interior), no se practiquen pruebas PCR a todos los compañeros y que, en este último caso, se hubiesen perdido más de 48 horas por no ofrecer este recurso a los agentes”.

La Confederación Española de Policía (CEP) ha reaccionado con un duro escrito dirigido a la citada Dirección General por el fallecimiento de un agente que de la Unidad de Intervención (UIP) de Málaga que estuvo destinado en el puerto de Arguineguin, en Gran Canaria.

Recuerda el sindicato que “hasta la fecha, la DGP ha hecho un esfuerzo insuficiente, visto lo ocurrido en Málaga con este compañero fallecido, gastando sólo 600.000 euros en la compra de 8.000 test PCR y unos 130.000 euros más en test serológicos rápidos. La cifra de pruebas PCR es ridícula, teniendo en cuenta que la mayor parte de los 2.400 compañeros de las UIP son comisionados a diferentes puntos de España con frecuencia y a ellos se suman otros muchos” de otras unidades.

El fallecimiento de este agente es “el séptimo compañero de Policía Nacional que ha sido víctima de un contagio por Covid19. En este caso, se trata de Antonio Jesús Martín Lozano, de 51 años, funcionario de la V Unidad de Intervención Policial con base en Málaga, que había regresado de una comisión al puerto de Arguineguín (Mogán) para el refuerzo del dispositivo de recepción de pateras en esa localidad”.

“Al volver de ese viaje el 30 de diciembre, con síntomas como tos y malestar, los servicios médicos de la Comisaría Provincial se limitaron a hacer una prueba de antígenos que dio negativo. A partir del día 31 el empeoramiento de la salud del policía fue tan evidente que el 1 de enero se le hizo una PCR que dio resultado positivo y el día 2 ingresó en un centro hospitalario. Esta mañana ha fallecido, en lo que supone una pérdida irreparable para su familia y los compañeros de esa Unidad, que le apreciaban y valoraban”.

CEP subraya “el riesgo que asumen los policías en esta pandemia es innegable y además de este fallecimiento hay más de 400 agentes en toda España que han dado positivo en las pruebas de Covid19 y cerca de 600 que se encuentran preventivamente aislados”.

“Frente a esta realidad –agregan-- nos encontramos con la ausencia de un protocolo único, elaborado a nivel central por los responsables de prevención de riesgos laborales de la Policía Nacional, que imponga a las Jefaturas Superiores la obligación de practicar pruebas PCR a todos los policías que sean comisionados (sea cual sea su Unidad) fuera de su plantilla. Los compañeros se juegan la salud y la de sus familias y es escandaloso que a su regreso a la plantilla se limiten a recibir una prueba de antígenos que no es la adecuada para un colectivo expuesto tan directamente al virus”.

“Si el compromiso con nuestro trabajo es sincero, exigimos acceso prioritario a la vacunación contra el Covid19 cuando los colectivos más expuestos (residencias de ancianos, personas vulnerables y sanitarios) la hayan recibido”.