Cerco de los socios y de la oposición a Illa por dimitir sin comparecer en el Congreso

Desde Unidas Podemos hasta Vox cargan contra el ministro: “No puede ser que el ministro salga por la puerta de atrás sin antes dar explicaciones”

Thumbnail

El anuncio del Gobierno de esta mañana de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, dimitirá mañana martes para dedicarse por completo a la campaña electoral en Cataluña ha levantado las críticas entre los socios de Gobierno, sus apoyos en el Congreso de los Diputados y también entre la oposición.

En la reunión de la Diputación Permanente en el Congreso de los Diputados, tanto el PP, como el PNV y Bildu han censurado la decisión de Moncloa que provoca que el ministro de Sanidad deje su cargo sin comparecer de manera extraordinaria en el Congreso de los Diputados, a raíz de las peticiones de los grupos parlamentarios para dar cuenta sobre el proceso de vacunación contra la Covid y la situación epidemiológica actual en España, en plena tercera ola del virus. También, el socio minoritario de Gobierno, Unidas Podemos ha tildado como “error” este hecho. La dimisión se debería producir después de la comisión. No puede ser que el ministro salga por la puerta de atrás sin antes dar explicaciones”, ha dicho el presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens.

En el Congreso, la portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha asegurado que su grupo “no va a permanecer impasible” mientras que el Gobierno demuestra su “tortuosa relación con la transparencia”. “Estamos en el pico de contagios, tenemos las UCIS colapsadas y aplazando las intervenciones programadas, ¿Dónde está el Gobierno?, se ha preguntado, para después criticar que Illa ha “burlado con trampillas comparecer en sede parlamentaria” y ha recordado que el ministro de Sanidad no comparece en sede parlamentaria desde el 26 de noviembre. “Ha usado el Gobierno como trampolín para generar el efecto Illa en Cataluña”, ha lamentado.

Desde Bildu, su diputado Oskar Matute, ha cargado contra la “opacidad” del Gobierno. “La falta de transparencia es uno de los mayores errores que se puede cometer en una situación de crisis global y ante la desesperación de tanta gente”. Sobre el ministro de Sanidad ha mostrado su “tristeza” de que el Congreso de los Diputados no tenga “la oportunidad de escuchar al ministro”. “No entendemos que en un contexto como el actual decida dimitir antes de comparecer”. A su juicio, “parece que la razón de partido puede más que la de Estado”.

Por el PNV, su diputado Mikel Legarda, ha reclamado a la Cámara Baja que, a pesar de su dimisión, “demande su presencia urgente en sesión extraordinaria”. Desde Vox, su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, ha considerado que es “una tomadura de pelo” que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, deje su cargo justo antes de su comparecencia en el Congreso. “Es un engaño y una auténtica tomadura de pelo”, ha asegurado en declaraciones antes de asistir a la reunión de la Diputación Permanente.

Más País y Compromís también han censurado el abandono del ministro, al que han criticado de estar “desaparecido” en plena tercera ola del Covid y de estar priorizando el partido al país. Para el portavoz Íñigo Errejón es “una mala noticia” y ésta “no habla muy bien” de cuál es el orden del prioridades del Gobierno: primero el partido y, luego, el país. “El Gobierno tiene las prioridades invertidas”, ha censurado.

Desde Unidas Podemos, el jefe del grupo parlamentario morado, Jaume Asens, ha asegurado que a su partido le parece “un error” el anuncio de la dimisión de Illa para mañana sin dar explicaciones antes. Según ha explicado, mucha gente “puede pensar que durante este último mes, el ministro ha actuado en su doble condición de ministro y candidato, mucha gente se puede preguntar que habría hecho el ministro illa en plena tercera ola si no fuera también candidato”. Para el partido sería interesante conocer la opinión del ministro sobre si celebrar o no elecciones autonómicas en Cataluña “como hizo con las elecciones gallegas y vascas cuando se suspendieron”, ha recalcado.