Echenique condena ahora que se “quemen contenedores” y se defiende ante las críticas por su tuit: “Se generó un falso debate”

El portavoz morado avaló la manifestación que generó disturbios tras actos violentos radicales y niega que publicase su opinión “en caliente”

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, durante un pleno del Congreso de los Diputados
El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, durante un pleno del Congreso de los DiputadosChema MoyaEFE

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, no hace autocrítica tras haber sido el autor de un polémico tuit en el que alentaba a los manifestantes a una protesta por el encarcelamiento del Rapero Pablo Hasel y asegura que se ha generado en la política “un falso debate” para no ir al fondo de la cuestión.

Una semana después de que se iniciaran los disturbios en Barcelona y Madrid, principalmente, por la detención e ingreso en prisión del rapero Pablo Hasel, el portavoz enmarca la polémica creada por su tuit en el que alentó a los manifestantes a acudir a las calles -mientras que se estaban produciendo actos violentos como quema de contenedores y roturas de escaparates- en un “falso debate” para no ir “al fondo del asunto” que, a su juicio, es “el de la libertad de expresión y las condiciones vitales que vive la juventud en nuestro país”, ha explicado.

En cuanto a si él y su partido condenan la violencia ha respondido que no solo lo hace él sino “todo el mundo”, a pesar de que hasta ahora nadie de su partido había salido a condenar los hechos de manera explícita, sino que habían asegurado que Podemos condenaba todo tipo de violencia, aunque sin mencionar los actos ocurridos. Unas declaraciones que llegan tras seis días de silencio por parte del portavoz morado.“Es evidente” que “nadie apoya la quema de contenedores o que se saquee un negocio” y que “nadie en la sociedad española, o a lo mejor una minoría enormemente pequeña puede apoyar este tipo de cosas, ha señalado en una entrevista en el programa Las Cosas Calaras de la 1.

Sobre sus declaraciones, aseguró que no escribió el tuit “en caliente” y negó que se tratara de un “arrebato”. Enmarcó su tuit en la necesidad de defender a la juventud porque “se estaba criminalizando a la juventud y a las protestas”.  Echenique, que es la primera vez que habla en público tras su mensaje en las redes sociales insiste en que está “a favor de las manifestaciones por la libertad de expresión” y recuerda que “la inmensa mayoría son pacíficas”.