El Gobierno rubrica la cesión de las prisiones al País Vasco: “Salda una deuda”

Contará con un amplio margen en el seguimiento del cumplimiento de las penas y la gestión de los tres centros penitenciarios

El Gobierno ha rubricado en Bilbao el traspaso de prisiones al País Vasco. El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, ha defendido la “normalidad” de la transferencia de los centros penitenciarios junto al vicelehendakari del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka. El acuerdo también incluye el traspaso de las competencias de transporte por carretera, el edificio Distrito Marítimo de Ondarroa y la gestión del código bibliográfico ISSN. “Esta es la vía en la que seguiremos avanzando, diverso, plural” y destinada a atender “realidades muy distintas” donde ha apostado por una España plural “que garantice el desarrollo del autogobierno en Euskadi”, dijo Iceta.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi Iceta ha admitido que, sin embargo, le preocupan “algunas reacciones de hostilidad” a la transferencia de prisiones cuando, según ha insistido, “no estamos haciendo más que cumplir con la ley”. “No me gustaría vivir en un país en el que las leyes no se cumpliesen. Normalidad, si se quiere retorno a la normalidad, y desde luego la voluntad de cumplir con la Constitución, con el Estatuto, con las leyes”, informa Ep.

En todo caso, ha precisado, en relación a los presos de ETA, que todos los reclusos cumplen sus penas “allí donde determinan los jueces y las juntas de tratamiento de los centros penitenciarios”. “Eso está sometido a un control judicial”, ha manifestado el ministro, que ha defendido que “cumplir una pena cerca de tu familia y de los tuyos puede favorecer la reinserción”. “Pero en lo que a muchos preocupa no tiene que ver. Dónde se cumple una pena o si se puede producir un traslado de un preso o si se puede progresar en los grados de reinserción y rehabilitación, en definitiva, será una decisión que seguirá en manos de los tribunales y de los jueces de vigilancia penitenciaria”, ha subrayado.

Cumplimiento de las penas

El Gobierno vasco ha celebrado el cumplimiento del Estatuto de Guernica indicando que la transferencia de prisiones “es la de mayor contenido político”. Por ello, subrayó que asumirán “el funcionamiento de las prisiones y el seguimiento del cumplimiento de las penas” al tiempo que destacaron la importancia que supone también en el ámbito económico y de impacto. Esto supone que contará con un amplio margen en todas las decisiones sobre el cumplimiento de las penas por parte de los aproximadamente 1.300 reclusos internados.

Josu Erkoreka subrayó que estas transferencias son fruto de muchas intensas horas de trabajo, “una pieza de artesanía por la singularidad que reviste el Estatuto de Guernica”, y en segundo lugar por la especialidad de del sistema de financiación vasco.

Además, afirmó que “no serán las últimas” y, por tanto, forman parte de una hoja de ruta para seguir avanzando en el autogobierno vasco. “Más autogobierno es más autonomía. Vamos a gestionar en casa cuatro nuevas materias” que dijo supone “ganar en gestión”. Erkoreka indicó que “estamos preparados jurídicamente, anímicamente” para gestionar las instituciones penitenciarias y “hacerlo con acierto”.

“Separarlo” de los pactos

Iceta pidió que se haga un esfuerzo de “separación” de este acuerdo con posibles “peajes” al PNV para que Pedro Sánchez continue más tiempo en La Moncloa. “Les pediría que hiciéramos ese esfuerzo de separación» al tiempo que ha avanzado que estos acuerdos “apuntalan” la buena sintonía que hay entre los nacionalistas y el PSOE. «La relación que tenemos entre gobiernos y entre partidos va a seguir afianzándose».

También, el titular de Política Territorial destacó que, en el País Vasco “ha acabado una etapa de violencia” y por tanto, “la sociedad vasca quiere superarla” y gestionar por ello sus cárceles. Además, recordó que Cataluña tiene transferida esta competencia y la sociedad catalana “está satisfecha” de tenerla. “Entendemos las miradas que vienen del Gobierno vasco y tienen buena fe”. Asimismo, destacó que era un compromiso que adquirió con el PNV al comienzo de la legislatura, y ese compromiso “se va a mantener”.