Rabat lanza una oleada de inmigrantes a Ceuta

La llegada masiva se produce una semana después de que Marruecos avisara de que la acogida en España por motivos humanitarios del líder del Polisario, Brahim Ghali, podría tener “consecuencias”

Thumbnail

“Se trata de una oleada. Ya son 5.000, de los que unos 1.500 son menores. Hay otros mil esperando cerca de la frontera. Lo peor está por llegar. Se están concentrando en Castillejos”. Así describen la situación fuentes de Ceuta consultadas por LA RAZÓN. Ultimas noticias indican que uno de los inmigrantes ha muerto ahogado.

A última ahora de la mañana, se reconocía oficialmente que unos 240 inmigrantes marroquíes habían logrado entrar a nado y en balsas a Ceuta por las zonas de Benzú y el Tarajal a lo largo de esta madrugada. La cifra fue subiendo exponencialmente. Según se ha informado a LA RAZÓN en medios próximos a la Guardia Civil, continuaba la arribada de inmigrantes sin que desde el vecino país se pusieran ningún tipo de traba, todo lo contrario.

A lo largo tarde fueron 40 los inmigrantes marroquíes, en su mayoría jóvenes, que lograron entrar en la Ciudad Autónoma a la carrera por el espigón sur que separa Ceuta de Marruecos. “¡Viva España!” gritaban muchos de estos inmigrantes mientras corrían en dirección a la carretera, antes de ser detenidos por la Guardia Civil.

Las fuentes consultadas por este periódico hablan de un hecho sin precedentes, sobre todo por el gran número de menores que han llegado. Es como si fuera una nueva “marcha verde”, en referencia a lo ocurrido en el Sáhara en 1975, cuando Marruecos desplegó un inmenso gentío para presionar la salida de España de aquellos territorios.

Además, fuentes locales en Castillejos (Marruecos), que cita Efe, aseguran que hay “centenares” de personas que han llegado durante todo el día a las cercanías de la frontera en previsión de poder pasar a Ceuta, y entre ellos se cuentan familias enteras y niños. Otras fuentes de defensores de los colectivos inmigrantes en el país vecino han afirmado, por su parte, que es llamativa la ausencia de vigilancia en toda la costa entre Tánger y Ceuta.

Fuentes de la delegación del Gobierno han informado a este periódico que ya se han puesto en contacto con los ministerios de Interior y Asuntos Exteriores para dar cuenta de lo ocurrido con el fin de buscar una solución al asunto de acuerdo con las autoridades marroquíes. Según informa Europa Press, el Gobierno español ha decidido movilizar al Ejército, concretamente a las unidades de La Legión y Regulares, para reforzar a las fuerzas de seguridad en el control de la ciudad. Los soldados se van a encargar, de la mano de la Policía Local, la Nacional y la Guardia Civil, de “agrupar a los inmigrantes desperdigados” y de prestar todo el “apoyo logístico” que ha reclamado la Delegación del Gobierno.

La Administración General del Estado y la Ciudad Autónoma han mantenido una reunión telemática a última hora de la tarde para coordinar el dispositivo de acogida, que se pretende centralizar en las naves comerciales anexas a la frontera, vacías en su mayoría desde el cierre del paso a mediados de marzo del año pasado.

Los llegados fueron trasladados a una nave para que pasen la correspondiente cuarentena a causa del coronavirus. Había familias enteras. En todo caso, han corrido un grave riesgo. En los test de coronavirus que se están realizado no han aparecido, de momento, casos positivos.

Los inmigrantes llevaban varias horas concentrándose del lado marroquí, donde, según fuentes de la Ciudad Autónoma, ha existido una absoluta inacción para evitar el paso ilegal. Incluso, se ayudaba a algún inmigrante a ponerse las aletas. Contrasta esta actitud con la registrada hace unos días con la registrada hace unos días en Melilla, cuando fuerzas marroquíes evitaron que varias decenas de inmigrantes se aproximaran al vallado cuando, según todos los indicios, trataban de saltarlo.

Las citadas fuentes relacionan lo ocurrido esta madrugada en Ceuta como una primera reacción a la presencia en España del jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali, hospitalizado en un centro sanitario de Logroño, algo que ha irritado profundamente en Marruecos, al no haber sido informado y utilizarse documentación falsa para hacer el ingreso en dicho hospital.

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil rescata a una niña que ha llegado a la playa del Benzú junto a otra mujer
El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil rescata a una niña que ha llegado a la playa del Benzú junto a otra mujerAntonio SempereEuropa Press

Según publica “El Faro de Ceuta”, lo ocurrido se ha producido ante “la indiferencia de Marruecos cuyos agentes, literalmente, han mirado para otro lado”, algo que ya ocurrió a finales de abril y en una sola tarde accedieron a la ciudad un centenar de personas”.

Desde el inicio de la pasada madrugada y durante toda la noche, las entradas han sido constantes, “en goteo y sin actuación por parte del vecino país, cuyos agentes se quedaban en la playa o apostados en las inmediaciones charlando y sin hacer nada mientras sus compatriotas arriesgaban la vida”.

“Han llegado hasta la playa a pie del espigón sanos y salvos. Ha sido sin duda la imagen de esta jornada porque viene a demostrar la mirada hacia otro lado y la inacción marroquí. Otro episodio más de la tensión entre España y Marruecos”.

La Guardia Civil rescata a varios jóvenes en la playa del Benzú
La Guardia Civil rescata a varios jóvenes en la playa del BenzúAntonio Sempere Europa Press

Las fuentes próximas ala Guardia Civil señalaron a LA RAZÓN que se han movilizado todas las unidades que estaban operativas, así como la Cruz Roja, que no ha cesado en sus viajes continuados para llevar mantas, atender a todos los llegados.

Tras la entrada producida en abril, Marruecos aceptación la devolución de 76 de estos inmigrantes al permitir el regreso de tres grupos de 23 personas, el segundo de 40 y el tercero de 13. Se trata de devoluciones y no de expulsiones ya que todas las personas devueltas son nacionales de Marruecos que se lanzaron de forma ilegal al mar para entrar en Ceuta, informa Efe.