La Justicia ordena a la Asamblea de Melilla que “custodie y conserve” la estatua de Franco

Acepta las medidas cautelares solicitadas por la Plataforma Millán Astray

Trabajos para la retirada de la estatua de Franco el pasado 23 de febrero en Melilla
Trabajos para la retirada de la estatua de Franco el pasado 23 de febrero en MelillaBLASCO DE AVELLANEDAEFE

La Justicia acepta las medidas cautelares solicitadas por la Plataforma Millán Astray y ordena a la Ciudad Autónoma de Melilla que “custodie y conserve en buen estado” la estatua de Franco a expensas de lo que pueda resolverse en el pleito principal.

Según ha resuelto el Juzgado Contencioso-Administrativo Número 3 de Melilla, la estatua de Franco como comandante de la Legión debe ser preservada por las autoridades, “al haberse ya ejecutado el acto administrativo recurrido”.

La Administración demandada, “mediante escrito presentado el 31 de mayo de 2021, se opuso a la medida cautelar interesada, quedando el asunto visto para resolución”, apunta el auto.

No atiende el juzgado la petición de devolver la estatua a su ubicación, pero sí su preservación, “para el caso de ganar el pleito, que se pueda reponer la misma sin problemas”.

Refiere el magistrado titular, Fernando Germán, que la Administración demandada, más allá de afirmar que la tiene “perfectamente guardada” y que la estatua “es de bronce y por eso es difícil de dañar, no ha realizado una “mínima actividad probatoria” que “estaba en su mano realizar”.

Según hace constar, la Administración “podría haber zanjado definitivamente la controversia al respecto dando unos pocos datos a cerca del modo en que dicha estatua está bajo su custodia. Al no hacerlo, sin embargo, y a fin de evitar que la controversia sobre los daños irreparables quede cerrada en falso, procede acordar la medida cautelar interesada subsidiariamente”.

Fuentes de la Plataforma Millán Astray señalan que “el día que se dicte sentencia firme” sobre la estatua en la que, esperan “se ordene su reposición”, solicitarán a las autoridades melillenses el poder llevar la efigie “a pulso y en caravana de desagravio desde su emplazamiento en un almacén municipal a su lugar de destino final”.

Así mismo, la asociación de veteranos muestra su “satisfacción” y “orgullo” tras haber conseguido la reposición de la calle del fundador de La Legión, el general Millán Astray, en Madrid, “después de 5 años de batallas legales contra el Ayuntamiento, primero el de Manuela Carmena y después el de José Luis Martínez-Almeida”.

“Podemos estar tranquilos los que respetamos al comandante Franco”, aseguran desde la Plataforma Millán Astray, “porque a nuestro juicio no veremos imágenes en Melilla como las vistas en Barcelona, donde estatuas de militares han sido objeto de escarnio y de humillación”, como pasó en 2016 en Barcelona, “con el Ayuntamiento de Ada Colau, donde se lanzaban huevos y otros objetos a estatuas decapitadas, en actos organizados por el propio consistorio de la Ciudad Condal”.

La entidad recuerda que el comandante Franco fue “el salvador de Melilla en 1921” y que “nadie podrá contradecir dicha realidad y los motivos por los que esa estatua estuvo en la vía pública y, esperamos, volverá a estar”.

Por último, agradece a los melillenses su “respeto y aprecio mayoritario al comandante Franco y que se hayan portada de forma tan digna y firme ante su vil retirada” de la vía pública.