Las cuatro claves de la declaración: Cospedal traslada la culpa a la Policía

La ex secretaria general del PP ha asegurado que contactó con Villarejo porque estaba preocupada por un supuesto espionaje al partido

La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal saluda desde un taxi a su salida de la Audiencia Nacional donde ha declarado en calidad de imputada ante el juez que investiga la 'Operación Kitchen'
La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal saluda desde un taxi a su salida de la Audiencia Nacional donde ha declarado en calidad de imputada ante el juez que investiga la 'Operación Kitchen' FOTO: A. Pérez Meca Europa Press

La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha rechazado que el partido hubiera encargado el espionaje y el robo de documentos a Luis Bárcenas, ya que este guardó durante meses en la sede nacional la documentación: “Si hubiéramos querido robar esa documentación lo habríamos hecho en el partido”, ha completado la número dos de Mariano Rajoy. En su testimonio asegura que la “Kitchen” fue una actuación policial, no del partido.

Espionaje al PP

María Dolores de Cospedal accedió a reunirse con José Manuel Villarejo porque estaba preocupada por un supuesto espionaje a la sede nacional del PP desde un edificio aledaño en la Calle de Génova. También trataba de saber quién filtraba información sobre Rita Barberá. Y por eso mantuvo varios encuentros con el comisario, que mantenía buenas relaciones con la prensa. Pretendía conocer las fuentes de las filtraciones, y por eso acudió a Villarejo. Sin embargo, se dio cuenta de que el comisario solo le aportaba información ya publicada por la prensa o que ella ya conocía porque el partido estaba personado en el “caso Gürtel” como acusación.

No hubo encargos

Pese a recurrir a Villarejo, ni Cospedal ni el PP realizaron ningún encargo o pago al comisario jubilado, según ha explicado la ex secretaria general del PP que ha defendido que las conversaciones que mantuvieron tenían un contenido social. Sin embargo, el juez Manuel García Castellón ha resaltado que en los encuentros sí se hablaba de temas profesionales de Villarejo, que era Policía y estaba destinado en la Dirección Adjunta Operativa de la Policía Nacional.

La “Kitchen” es de la Policía

Ha declarado que si el PP hubiera querido robar documentos a Bárcenas lo habría hecho en la propia sede del PP, en la que guardó durante meses la documentación sobre la financiación ilegal del PP. Por eso ha apuntado que las actuaciones “policiales son policiales” y no del partido.

Críticas a Bárcenas

La expresidenta de Castilla-La Mancha ha reiterado en varias ocasiones que el extesorero del PP Luis Bárcenas ha cambiado en catorce ocasiones de versión sobre el espionaje. Le ha acusado de mentir, y de tenerle una especial animadversión.