Abascal avisa de que Vox está dispuesto a reconstruir incluso “la cruz más grande del mundo que derriben”

Tilda de “totalitaria, sectaria, guerracivilista y anticonstitucional” la Ley de Memoria de “Pedro mentiras” y la recurrirá ante el TC

El líder de Vox, Santiago Abascal junto al Grupo Vox en el Congreso
El líder de Vox, Santiago Abascal junto al Grupo Vox en el CongresoJavier LizónEFE

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha arremetido contra la Ley de Memoria Democrática aprobada por el Gobierno, que considera “totalitaria, sectaria, guerracivilista y anticonstitucional”. Y ha querido “honrar” a todos los españoles que, “en cualquier bando y momento histórico”, combatieron “porque creían que lo hacían por una España mejor”.

En declaraciones en el Congreso, Abascal ha confirmado que Vox recurrirá ante el Tribunal Constitucional la Ley de Memoria Democrática porque considera que “atenta” contra la libertad de expresión de los ciudadanos y también contra la libertad de cátedra; además de atacar “la transición” y “el abrazo colectivo de mirada al futuro” que dejaron las generaciones pasadas. “La ley ataca la convivencia en paz y la libertad de la que hemos disfrutado estas décadas de democracia”, ha subrayado recordando que, los únicos que durante este periodo han cometido crímenes han sido “los socios del Gobierno”, en referencia a Bildu y la organización terrorista ETA.

De esta forma, Abascal ha insistido en señalar “Pedro mentiras”, en alusión al presidente del Gobierno, como el líder del peor Ejecutivo de los últimos 80 años, incluyendo así los de la dictadura de Francisco Franco. Asimismo, ha advertido de que Vox está “preparado” hacer frente “al ejercicio del poder totalitario”, recurrir la Ley de Memoria Democrática ante el Tribunal Constitucional y “levantar todo lo que tumben”. “Incluso la cruz más grande del mundo”, ha dicho en referencia a la erigida en el Valle de los Caídos.