Sánchez tarda seis días en tomar la palabra ante la crisis

El presidente del Gobierno concluye sus vacaciones en Lanzarote y visitará junto a la presidenta de la Comisión Europea y el presidente del Consejo Europeo la base de Torrejón

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión por videoconferencia con el grupo de trabajo que está coordinando la repatriación de los españoles de Afganistán
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión por videoconferencia con el grupo de trabajo que está coordinando la repatriación de los españoles de AfganistánPool Moncloa/Fernando CalvoPool Moncloa/EFE

Fuera del foco. Así es como se ha querido mantener el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez –al menos en apariencia– durante casi una semana después de que los talibanes tomaran Kabul. Una actitud que contrasta con la tomada por el resto de líderes europeos como en Alemania, Angela Merkel, en Francia, Emmanuel Macron o en Italia Mario Dragui, quienes desde el primer momento adoptaron una posición mucho más transparente ante la opinión pública.

A pesar de que las fuentes oficiales aseguraban que el presidente del Gobierno seguía de cerca los acontecimientos y mantenía reuniones y conversaciones a nivel técnico con distintos departamentos, lo cierto es que es el último líder de los diez países con más militares fallecidos en Afganistán (España perdió 34) en posicionarse ante la ciudadanía sobre el hecho de que los talibanes hayan recuperado su poder.

Será hoy a mediodía cuando lo haga, seis días después de que los talibanes tomaran Kabul y de que los principales presidentes europeos sí hayan mandado con premura un mensaje contundente frente a la crisis para tranquilizar a los ciudadanos. Sánchez tan solo se implicó, de cara a la ciudadanía, a través de las redes sociales para comunicar las operaciones que se estaban realizando, cuando Defensa ya había fletado un avión de las Fuerzas Armadas para evacuar a los primeros colaboradores afganos. Así, se pronunció 72 horas después de que comenzara la crisis, y reunió este jueves al gabinete de crisis junto a seis ministros, pero lo hizo de manera telemática desde Lanzarote, dejando la coordinación de la repatriación al ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

Hoy, ya en Madrid, Moncloa ha organizado un acto con las máximas autoridades europeas –la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel– para visitar la base de Torrejón de Ardoz, donde se ha instalado el centro logístico europeo de acogida de los afganos que han salido del país. Desde allí realizará una rueda de prensa conjunta para informar sobre el avance de la repatriación.