¿Por qué el sueldo base de un policía, un guardia civil o un militar es inferior al salario mínimo?

Hasta 176,58 euros separan a los agentes y militares del nuevo SMI aprobado este año por el Gobierno, cuyo valor asciende a 965 euros

Policía y Guardia Civil luchan por la equiparación salarial con otras policías del Estado
Policía y Guardia Civil luchan por la equiparación salarial con otras policías del Estado

El pasado 28 de septiembre, el Gobierno daba luz verde a la subida del salario mínimo interprofesional. El Ejecutivo y los sindicatos cerraban un acuerdo incrementar el SMI en 15 euros, hasta los 965 euros mensuales en catorce pagas y con efecto retroactivo desde el 1 de septiembre de este mismo año. Una subida que no afecta a policías, guardias civiles o militares, cuyo sueldo base apenas llega a los 788,42 euros.

Las cifras no engañan: 176,58 euros menos al mes que la mayoría de trabajadores. Pero, ¿por qué no se aplica el salario mínimo interprofesional a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado o las Fuerzas Armadas? La respuesta está en el Capítulo I del estatuto de los trabajadores, en su apartado 1.3. En concreto, establece que se excluyen del ámbito regulado por esta ley: “La relación de servicio de los funcionarios públicos, que se regirá por las correspondientes normas legales y reglamentarias, así como la del personal al servicio de las Administraciones Públicas y demás entes, organismos y entidades del sector público, cuando, al amparo de una ley, dicha relación se regule por normas administrativas o estatutarias”. O lo que es lo mismo, policías, guardias civiles y militares, quedan excluidos de la ley por la que se rigen la mayoría de trabajadores de este país, al igual que el resto de funcionarios públicos.

Desde distintos sindicatos policiales y asociaciones de la Guardia Civil han ofrecido al Ejecutivo una solución que no afectaría a los Presupuestos Generales del Estado. Ayer mismo, una de estas asociaciones remitía una propuesta tanto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que el sueldo base de los agentes se incremente hasta igualarse con el SMI, sin que afecte a la cuantía de “gasto de personal” de las cuentas del Estado. Esa iniciativa contemplaría subir el salario base, modificando el complemento de destino y tomando de ahí los 176,58 euros que faltan. De este modo, la nómina se mantiene y no implica una inversión extra en los Presupuestos.

Salario base y nóminas

Hay que señalar que el salario base actual de policías y guardias civiles se rige por la Ley 11/2020, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, así como por la Tabla de Retribuciones del Personal Funcionario, facilitada por el Ministerio de Hacienda. Así, un agente que acabe de ingresar en la Policía o la Benemérita recibirá 9.461,04 euros al año, divididos en 12 pagas, lo que equivale a unos 788,42 euros brutos al mes. Cantidad a la que hay que sumarle dos pagas extras en junio y diciembre por valor de 681,43 euros brutos, cada una. Finalmente, hay que tener en cuenta también otros factores que forman parte de sus nóminas como la antigüedad, el cargo que ocupa, el destino o la territorialidad, entre otros.

En el caso de los militares, su sueldo base viene determinado por el Reglamento de Retribuciones del Personal de las Fuerzas Armadas, el Estatuto Básico del Empleado Público y la Ley de Presupuestos de cada año. Su caso es aún más “sangrante”, ya que las retribuciones de los militares han estado congeladas desde 2015, salvo por los incrementos previstos en los Presupuestos de cada año para todo el personal de la Administración. Este año, tras 16 años de hacer oídos sordos a sus reivindicaciones, el Ejecutivo de Pedro Sánchez oficializaba la nueva subida de sueldo de los militares, que en los últimos meses ya habían visto ligeras mejoras en sus salarios. En concreto, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto que modifica el Reglamento de retribuciones del personal de las Fuerzas Armadas y que se traduce en un nuevo aumento de entre 17,13 y 59,9 euros al mes. Pero si analizamos la subida con todas las medidas implementadas por el Ejecutivo desde diciembre, el incremento sería de entre 40 y 113 euros, una cifra insuficiente aún.

“Es una vergüenza”

Hace apenas unos días, Unidas Podemos denunciaba la situación de la tropa y marinería en España. En busca de un nuevo caladero de votos, los morados defendían que “una Policía, una Guardia Civil y unas Fuerzas Armadas democráticas son servicios públicos indispensables”. Un valor que no se refleja en sus salarios y que, en el caso de los militares, resulta bochornoso: “Es una vergüenza que se jueguen la vida por 1.000 euros al mes”.

Pero no es la primera vez que un partido político se interesa por la situación de los militares, los policías o los guardias civiles. Promesas que no van más allá de los programas electorales o la foto en el Congreso. Y es que mención aparte merece el tema de la equiparación salarial entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Un capítulo que Interior y Grande-Marlaska consideran más que cerrado, pese a las manifestaciones de los agentes.