Los diputados cobran hasta 2.000 euros en dietas en enero pese a la inactividad del Congreso

Cada político recibe una indemnización para sufragar sus gastos de desplazamiento que va de los 935 a los 1.959 euros según su circunscripción

Asistentes a una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, a 28 de diciembre de 2021, en Madrid, (España). La Cámara Baja acoge hoy el último pleno de 2022 en el que se abordan los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022, tras la votación del Senado a favor de incluir una enmienda. Las cuentas públicas serán definitivamente aprobadas hoy para su entrada en vigor el próximo 1 de enero.
28 DICIEMBRE 2021;CONGRESO;DIPUTADOS;PRESUPUESTOS;
Eduardo Parra / Europa Press
28/12/2021
Asistentes a una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, a 28 de diciembre de 2021, en Madrid, (España). La Cámara Baja acoge hoy el último pleno de 2022 en el que se abordan los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022, tras la votación del Senado a favor de incluir una enmienda. Las cuentas públicas serán definitivamente aprobadas hoy para su entrada en vigor el próximo 1 de enero. 28 DICIEMBRE 2021;CONGRESO;DIPUTADOS;PRESUPUESTOS; Eduardo Parra / Europa Press 28/12/2021 FOTO: Eduardo Parra Europa Press

El mes de enero es tradicionalmente inhábil para los diputados y diputadas del Congreso, al contrario que para el resto de españoles. A pesar de ello, nuestros representantes siguen cobrando sus indemnizaciones, más conocidas como dietas, por desplazamientos o por los gastos originados de su actividad como representantes de la Cámara Baja. Y es que, según el artículo 61 del reglamento de la Cámara Baja, el Congreso se reunirá anualmente en dos períodos ordinarios de sesiones, de septiembre a diciembre y de febrero a junio. Así durante los meses de enero, julio y agosto, la actividad en la Cámara Baja suele disminuir considerablemente.

Cada diputado cobra un sueldo base de 3.050,62 euros mensuales –más dos pagas extras–, a lo que hay que añadir una indemnización para cubrir los gastos que les origine su actividad parlamentaria. Este complemento extra supone 935,37 euros para los diputados elegidos por la circunscripción de Madrid y de 1.959,62 euros para los diputados elegidos por el resto de provincias. Así, el sueldo raso de un diputado puede oscilar entre los 3,985,99 euros y los 5.010,21 euros al mes.

En total, el Congreso destina en concepto de «indemnización» 647.969,75 euros al mes a los 350 diputados. Una cantidad que, según describe el régimen económico del diputado, está destinada para que los parlamentarios afronten los gastos que les origine la actividad de la Cámara, al entender que se deducen gastos de desplazamiento, pero que, sin embargo, este mes, los diputados no deberán realizar, en la mayoría de los casos.

Precisamente, este domingo, el presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido al presidente del Gobierno, que los diputados vuelvan a la Cámara Baja en este mes de enero para activar medidas para frenar el precio de la luz, la inflación y para reaccionar ante la sexta ola de coronavirus.

Pero la nómina de sus señorías incrementa según sus responsabilidades parlamentarias. Los portavoces de grupo, además de su designación constitucional y su indemnización, cobran 1.840,72 euros en concepto de representación y 979 de libre disposición, cantidades de las que también disponen los portavoces adjuntos, pero en menor cantidad. Asimismo, los presidentes, vicepresidentes, secretarios, portavoces y portavoces adjuntos de las Comisiones perciben entre 1.500 y 735 euros en concepto de gastos de representación. Por ejemplo, el sueldo de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, asciende a los 14.943,86 euros.

Las indemnizaciones en pandemia

Las dietas que reciben los diputados ya fueron muy criticadas durante el primer estado de alarma en España derivado de la pandemia por el coronavirus en el mes de marzo de 2020. Entonces, todos los diputados se encontraban -al igual que los ciudadanos- confinados, por lo que los desplazamientos de los mismos eran mínimos. La mesa del Congreso de los Diputados estudió la posibilidad de eliminar estas dietas debido a la fase de hibernación en la que entró la actividad parlamentaria, sin embargo, la medida no tuvo recorrido y tan solo un diputado renunció a la indemnización. Se trataba del diputado del PSOE por Guipúzcoa y exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, quien, dos semanas después de entrar en vigor el estado de alarma, trasladó por carta a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, su renuncia en abril a los 1.900 euros de dieta que mensualmente recibe por ser diputado de fuera de Madrid.