El PSOE esconde en una Ley el ascenso de Dolores Delgado para cuando deje la Fiscalía General

El grupo parlamentario cuela en la Ley Concursal una reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Público para que Delgado pase a ser fiscal de Sala

El grupo parlamentario cuela en la Ley Concursal una reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Público para que Delgado pase a ser fiscal de Sala.
El grupo parlamentario cuela en la Ley Concursal una reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Público para que Delgado pase a ser fiscal de Sala. FOTO: Cézaro De Luca Europa Press

El PSOE ha escondido en una enmienda de la Ley Concursal lo que, de aprobarse, supondría un ascenso de la actual Fiscal General del Estado, Dolores Delgado. Cuando ésta vuelva a la carrera no tiene la máxima categoría, la de fiscal de Sala. Así que el grupo socialista ha incluido una reforma del Estatuto Orgánico para que cuando un fiscal general del Estado se incorpore a su destino ya no regrese a la posición de la que partía, es decir a fiscal de la Audiencia Nacional, sino que suba un escalón que ya no se vuelve a bajar: la Fiscalía del Tribunal Supremo.

La enmienda 603 de la Ley Concursal incluye textualmente: “Si el nombramiento de Fiscal General recayese sobre un miembro de la Carrera Fiscal quedará en situación de servicios especiales y adquirirá la categoría de Fiscal de Sala del Tribunal Supremo una vez se produzca su cese”. Los fiscales del Ministerio Público acumulan años y experiencia y van ascendiendo. Pero la parte de arriba del podium está reservada para unos pocos, algo más de treinta que son, precisamente, los que conforman la Junta de Fiscales de Sala y que debaten temas tan trascendentes como la competencia del ‘caso Ayuso’ que se produjo el pasado lunes.

Delgado ha sido designada como jefa del Ministerio Público sin ostentar esta máxima categoría y ya en algún Consejo fiscal manifestó su intención de modificar el Estatuto Orgánico para que esto no fuera así. Es decir, que el que presida la Fiscalía se quede para siempre como fiscal de Sala, indican fuentes consultadas por este periódico. Ahora su pretensión ha sido puesta sobre el papel por el PSOE.

El diputado que dio la voz de alarma ha sido el portavoz de Justicia del PP, Luis Santamaría, que ha expuesto en sus redes sociales que es un “escándalo” que el presidente del Gobierno Pedro Sánchez utilice una “enmienda de la Ley Concursal” para ascender a Delgado. “Favor con favor se paga y entre tanto el Estado de Derecho por el sumidero”, ha dicho.

No es muy común que un funcionario que no sea de la categoría superior se designe para la presidir la Fiscalía General. Esto, de hecho, cosechó muchas críticas entre las voces dentro del Supremo que más censuraron el paso de la que fue exministra de Justicia. También pasó con el corto mandato de María José Segarra por la Fiscalía General, pero ésta también ascendió a fiscal de Sala cuando Delgado la nombró coordinadora de los servicios especializados en protección de personas con discapacidad y mayores. Este es el circuito que siguen todos los funcionarios: se presentan a algún cargo de alto rango jerárquico, se vota en el Consejo fiscal y el Fiscal General lo designa.

Esta reforma de ‘tapadillo’ del Estatuto Fiscal supondría que a partir de ahora todos los que vinieran detrás de Delgado se convirtieran de forma automática y tras la designación del Gobierno de turno en fiscal de la primera categoría.