El PSOE veta investigar el espionaje en el Congreso pero Sánchez tendrá que dar explicaciones

Vota junto al PP en contra de la comisión de investigación que exigían los socios, pero no puede evitar salvar al presidente de comparecer por Pegasus

No ha habido sorpresas. El PSOE ha votado en contra de la petición de comisión de investigación sobre el espionaje a líderes independentistas a través del sistema Pegasus y que, en última instancia, se ha extendido al propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles. En una tensa junta de Portavoces, los socialistas han defendido que la comisión solicitada por los grupos no es la adecuada para abordar el asunto y que “no serviría” para arrojar luz y taquígrafos debido a la materia reservada y enfocan en la comisión de Secretos Oficiales todas las explicaciones al respecto. Algo que para los socios es “insuficiente”.

Y es que era la exigencia que todos los grupos políticos llevan pidiendo desde que se conoció el “Catalanagate” la pasada semana, y que, ahora, ven con mayor necesidad después de conocer que miembros del Ejecutivo han sido investigados. La comisión había sido exigido por parte de todos los socios del Gobierno, incluido Unidas Podemos, pero necesitaba del aval del PSOE o del principal grupo de la oposición, esto es el PP, que finalmente ha votado en contra junto a los socialistas, Ciudadanos y Vox. Este voto choca, además, con el escenario que previsiblemente se sucederá en el Parlamento Europeo sobre este mismo asunto. De hecho, los socios ven extraño que se constituya una comisión en Bruselas y no en España.

Lo que sí tendrá lugar, a falta de fijar una fecha exacta, será una comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para dar las pertinentes explicaciones sobre el presunto espionaje. Una cita que podría coincidir con la comparecencia del presidente por las relaciones de España con Marruecos y que el PSOE no ha podido evitar al contar con el aval de todos los grupos parlamentarios, excepto el propio PSOE y Unidas Podemos.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, lo descartó esta misma mañana al esgrimir que “no tiene ningún sentido” la comisión por no ser el lugar idóneo, dada la reserva debida de los responsables de la inteligencia. El portavoz del PSOE, Héctor Gómez, ha defendido ese voto en contra, al asegurar que el Gobierno ya está garantizando la transparencia sobre este tema al abrir “diferentes vías” con una investigación interna y a través de la comisión de gastos reservados. Además, ha confiado en la comparecencia de este miércoles de la ministra de Defensa en el Congreso, para despejar dudas.

Tanto en el Gobierno como en el PSOE rechazan las dudas que surgen en los grupos sobre el momento en el que se sucedieron las escuchas y cuando tuvo conocimiento el CNI y el Gobierno. El portavoz socialista ha reafirmado que el Ejecutivo tuvo conocimiento este fin de semana sobre el espionaje y no hace un año (el momento, como sugieren los socios, que reclaman asunción de responsabilidades porque -dicen- “si no se ha evitado el espionaje, es gravísimo”.

Las críticas

En contra, todos los socios reclaman explicaciones y censuran el hecho de que el PSOE se niegue a la comisión de investigación. También cargan contra el Centro de Inteligencia, al que acusan de no haber sido capaz de evitarlo y cargan la responsabilidad, como en estos días, sobre su responsable política, la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Desde Más País, Íñigo Errejón ha calificado como “crisis política de primerísima magnitud” las noticias conocidas en las últimas horas y ha puesto en tela de juicio el hecho de que el Gobierno, a su juicio, no pueda garantizar la tranquilidad de la ciudadanía después de dar a conocer que el propio presidente ha sido espiado. “Esto no es un problema de partidos, es un problema de que el Gobierno no puede garantizar que no se espíe al presidente. Entonces, cómo va a garantizar la tranquilidad de los ciudadanos”, se ha preguntado. Es por ello que ha pedido “depurar responsabilidades” y explicar “quien ha espiado, por qué o quiénes no han sido capaces de evitarlo”.

En Junts, la portavoz Miriam Nogueras ha afirmado que el “Estado tiene un grave problema de seguridad” y cree que “explicar públicamente que han sido espiados pone en un papel de vulnerabilidad al Estado”. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián ha reclamado todos “los mecanismos” que el Gobierno tenga a su alcance. “Como demócrata me escandaliza que los servicios de inteligencia, sus máximos responsables, ¡no hayan sido capaces de evitarlo y se enteren un año después!”. Sobre el voto en contra del PSOE, Rufián ha analizado que cree que “no es consciente de las consecuencias de este voto. Esto puede cargarse la legislatura. No estamos valorando la magnitud de lo que tenemos en frente”, ha lamentado.

Desde Unidas Podemos también han señalado, como el resto de socios, que el PSOE “se equivoca” al votar en contra de la creación de una comisión de investigación y piden “asumir responsabilidades”. El portavoz Pablo Echenique ha apuntado, de nuevo, sin nombrarla, a la ministra de Defensa. “No voy a poner nombres, es evidente dónde están las responsabilidades y hasta ahí puedo leer”.