Murcia descarta el “franquismo” de Juan de la Cierva y dará su nombre al aeropuerto regional

El Ejecutivo de López Miras rechaza los “informes con escaso rigor técnico e ideológicamente sesgados” del Gobierno

El ingeniero murciano Juan de la Cierva posa con el autogiro que le dio fama mundial
El ingeniero murciano Juan de la Cierva posa con el autogiro que le dio fama mundial FOTO: foto La Razón

Pese a la oposición del Gobierno central, el ingeniero murciano Juan de la Cierva, inventor del autogiro, dará finalmente nombre al aeropuerto de la Región de Murcia. Así lo ha decidido hoy oficialmente el Ejecutivo que preside Fernando López Miras, que lo adelantó el sábado. En su reunión de los jueves, el Consejo de Gobierno ha fundamentado el cambio de denominación en la naturaleza jurídica del aeropuerto, cuya titularidad corresponde a la Comunidad Autónoma. El objetivo es “dar el homenaje que merece el legado y la figura de este ilustre inventor murciano que tanto aportó a la humanidad” y cuya Teoría del Ala Giratoria sustenta el vuelo de drones y helicópteros de todo el mundo.

El Ministerio de Transportes –en ese momento al mando de José Luis Ábalos–, se oponía en base a un informe del profesor Ángel Viñas encargado por la Secretaría de Estado de Memoria Democrática que relacionaba a De la Cierva con la sublevación militar del 18 de julio de 1936. Una “resolución desestimatoria determinada únicamente por las notas de Viñas” y que los Servicios Jurídicos de la Consejería de Fomento e Infraestructuras de Murcia consideran “no tiene motivación en sentido estricto jurídico”, porque se trata de “un juicio de valor, pero no reviste carácter preceptivo ni vinculante”.

Según estas fuentes, “está constatado que la denominación no incumple, de ninguna manera, la Ley de Memoria Histórica. Tal es así que el propio Gobierno central mantiene las prestigiosas becas que llevan esta misma denominación y, por tanto, es incoherente a todas luces que se impida que la Región de Murcia pueda hacer lo mismo”. Recuerdan desde el Gobierno regional “que la desestimación inicial por parte del Gobierno central se basa únicamente en unas notas que reflejan una opinión, no se trata en ningún caso de un informe oficial firmado por un funcionario, y además están rebatidas por historiadores de reconocido prestigio”.

Frente a “informes históricos con escaso rigor técnico e ideológicamente sesgados”, la defensa del Ejecutivo murciano se hizo accesible a través de dos documentos en la página web de la Comunidad y en el Portal de la Transparencia, con el fin de dar a conocer la réplica que remitió al Gobierno central para que reconsiderase su postura sobre la solicitud del cambio de nombre, y de la que aún no ha habido contestación.

La decisión del Gobierno de López Miras se sustenta en los informes del profesor de Historia Política de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid Roberto Villa, y del catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Murcia Francisco Javier Guillamón –ambos fechados en julio de 2021– sobre el ingeniero murciano, que destacan su “excepcional trayectoria” en el mundo de la aeronáutica y una figura que “siempre ha sido un punto de encuentro”.

“No existen fuentes con las que establecer rigurosamente, por medio de los métodos de la ciencia histórica, la participación de Juan de la Cierva Codorníu en la “preparación del intento de golpe de Estado del 18 de julio de 1936″, como señalaba Viñas, argumenta Villa. “Ciertamente, por su labor profesional, su prestigio mundial y su estancia hacía más de una década en Reino Unido, Juan de la Cierva tenía una red de relaciones establecida con las empresas y los servicios públicos de aviación británicos, tanto civiles como militares. Esto era perfectamente lógico con Guerra Civil o sin Guerra Civil, por lo que no cabe envolver estas “conexiones” en elucubraciones conspirativas”, señala respecto a “las gestiones que Cierva pudiera supuestamente haber hecho para la contrata del Dragon Rapide” [el avión que trasladó a Franco de Canarias al norte de África] en las “dos semanas anteriores a la sublevación militar y, por tanto, a sucesos como el secuestro y el asesinato de José Calvo Sotelo, que nunca se han considerado incluidos en el artículo 15 de la Ley 52/2007″ (Ley de Memoria Histórica), añade el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos.

Juan de la Cierva, ingeniero y aviador español
Juan de la Cierva, ingeniero y aviador español FOTO: Wikimedia

“La Secretaría de Estado de la Memoria Democrática y el informe de don Ángel Viñas no solo han ignorado la destacada contribución de Juan de la Cierva Codorníu al campo de la aeronáutica, sino también aspectos de su trayectoria e índole personales durante la Guerra Civil que hubieran permitido aplicarle a su favor la ley 52/2007, en calidad de víctima o, al menos, de familiar de víctimas”, recuerda Roberto Villa (puesto que uno de sus hermanos fue fusilado en Paracuellos del Jarama y su padre murió refugiado en la embajada de Noruega en Madrid).

“Miremos la trayectoria del personaje, su comportamiento en la actividad y relevancia científica y no utilizar su ideología para desacreditarle. Lo que vale es su trayectoria”, escribe por su parte el catedrático Francisco Javier Guillamón. “Privar del honor de que el aeropuerto lleve el nombre de Juan de la Cierva con juicios morales sospechosos y con argumentos que no tienen en cuenta su legado aeronáutico y su gran contribución al desarrollo de la aviación se antoja tan torticero como despachar la Guerra Civil solo como la defensa de intereses oligárquicos”, afirma. “Es hora de dejar de tener los ojos en sangre, pleiteen entre los vivos y dejen en paz a los muertos. Admitir tales juicios morales y descontextualizados contra este murciano universal es un insulto a la Historia de Murcia”, concluye.

El Gobierno regional argumenta por su parte que la nueva denominación obedece a razones de interés general, ya que con ello se busca posicionar una marca y un destino, la Región de Murcia, y, al mismo tiempo, honrar la memoria de un murciano considerado uno de los precursores más reconocidos en la industria del transporte aéreo, por su relevancia internacional al desarrollo tecnológico de la ingeniería aeronáutica y a la Historia de la Ciencia. Además, Juan de la Cierva fue la primera persona que propuso públicamente la construcción de un aeropuerto comercial en la Región de Murcia, en abril de 1935.

“El aeropuerto es de la Región de Murcia y no vamos a permitir que el Gobierno de Pedro Sánchez nos prive de dar el homenaje que se merece”, expuso hoy la portavoz del Ejecutivo regional, Valle Miguélez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. “Es incomprensible que el Gobierno central rinda homenaje a nuestro ingeniero universal con unas prestigiosas becas y de forma incoherente impida que la Región de Murcia pueda hacer lo mismo”, señaló.

Miguélez recordó que la nueva denominación está impulsada inicialmente por una moción de la Asamblea Regional, materializada por el Consejo de Gobierno de la Comunidad y apoyada por los ayuntamientos de Murcia y Cartagena, el Congreso de los Diputados, multitud de instituciones privadas y agentes económicos y sociales de la Región de Murcia.

El informe de Viñas

Estos son los extractos más significativos del escaso folio y medio aportado por el historiador Ángel Viñas a la Secretaría de Estado de Memoria Democrática:
-"Desde Londres, donde estaba establecido para promocionar su invento del autogiro y sus intereses aeronáuticos, Juan de la Cierva formó parte de un pequeño grupo de conspiradores monárquicos, británicos y españoles, contra la República, que tuvo gran influencia entre los círculos de derecha. Uno de sus promotores era el corresponsal de ABC Luis A. Bolín".
-"La influencia de dicho grupo no es nada desdeñable. Fue el paralelo del que los conspiradores monárquicos crearon en París [...]".
-En junio de 1936 Alfonso XIII visitó Londres. JdlC y Bolín estuvieron pegados a él. En aquellos momentos era prácticamente imposible que el exrey no estuviera al tanto de la conspiración [...]".
-Las conexiones de JdlC con los medios militares británicos y los de Aviación son innegables. A él recurrieron los conspiradores [...] para conseguir un avión con el que trasladar a Franco [...]".
-JdlC acudió a Roma a apoyar la misión de los monárquicos españoles que debía convencer a Mussolini de que el golpe de Marruecos era el que esperaban y no otro [...]".
-De vuelta a Londres, JdlC partició en los esfuerzos de los sublevados por obtener aviones civiles británicos.
-Mola se sirvió de él para establecer conexión con traficantes de armas nazis, episodio en el que intervino el almirante Canaris, jefe del Servicio de Inteligencia Militar nazi [...]".