Sánchez y Stoltenberg ensalzan la unidad de la OTAN y la UE ante un “mundo cada vez más peligroso”

El secretario general de la Alianza recuerda al presidente español la “necesidad de invertir más en Defensa”

Pistoletazo de salida a la Cumbre de la OTAN de Madrid. Aunque realmente empieza mañana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, han comparecido hoy en las instalaciones de Ifema para mostrar sus primeras impresiones y detallar alguno de los puntos que se debatirán y acordarán en una cita que todos califican de “histórica” y crucial”. Ambos han aprovechado su intervención, sin preguntas de la Prensa, para ensalzar la unidad de los miembros de la Alianza y de la UE ante “un mundo cada vez más peligroso e imprevisible”, ante lo que el secretario general ha llamado a “invertir más” en Defensa.

El primero en tomar la palabra, como anfitrión, ha sido Sánchez, quien ha recordado que la Cumbre se celebra en una “época compleja y difícil”. El presidente ha destacado que se trata de una cita “muy importante” porque, entre otros, “vamos a celebrar la primera Cumbre en la historia con el mayor número de jefes de Estado y de Gobierno”, pues no solo participan los países de la OTAN, sino que también estarán presentes los miembros de la UE y otros países como los del área del Indopacífico (Nueva Zelanda, Australia, Japón o Corea del Sur) u otros como Jordania y Mauritania, clave en el flanco Sur.

Unidad de las democracias

Un conclave más dimensionado de lo habitual que, para el presidente español muestra que el objetivo es “claro y rotundo”: “Trasladar un mensaje de unidad por parte de los aliados y mas allá de ellos”. Y ha hecho hincapié en que se trata de un “mensaje de unidad de democracias que se reúnen para defender la democracia y los valores que nos unen, para la defensa de un orden internacional basado en reglas”.

Sánchez, ha puesto en valor también que el Concepto Estratégico que se aprobará estos días (la hoja de ruta aliada para hacer frente a las amenazas presentes y futuras”, “se apellidará de Madrid”. Y en este punto se ha felicitado de que una de las reivindicaciones de España vaya a tener la acogida que se esperaba: la atención a las amenazas y riesgos que vienen del flanco Sur, de África, donde Rusia gana cada vez más influencia: “Esa perspectiva de 360 grados y el flanco Sur como elemento en el que poner los ojos y centrar nuestra atención, sobre todo en el Sahel”, ha recalcado Sánchez.

“En la Cumbre definiremos las amenazas que sufriremos en el presente y en el futuro”, ha dicho haciendo referencia en cierto modo a las híbridas como los ciberataques, el uso de los flujos migratorios como arma de presión política o los chantajes energéticos. De ahí que recordase la importancia de “concretar los recursos (económicos y materiales) que vamos a poner para hacerles frente”

Un discurso muy similar al del secretario general de la OTAN, que ha comenzado apuntando que la Cumbre será “un punto de inflexión” en la Alianza.

Compromiso de España

Stoltenberg ha agradecido el compromiso de nuestro país con la seguridad colectiva, aplaudiendo la participación de militares españoles tanto en misiones en el flanco Este como en las Fuerzas permanentes de la Alianza, sin olvidar otras en las que hay desplegados uniformados españoles, como la de Irak o Turquía.

Según ha explicado el mandatario noruego, “la Cumbre va a ser fundamental, porque acordaremos un nuevo Concepto Estratégico, una hoja de ruta en un mundo cada vez mas peligroso y mas imprevisible”. Y aquí se ha centrado en ese refuerzo en las fuerzas de disuasión y de reacción rápida que se espera se aprobará, “con fuerzas más preparadas y activas, y con equipos sobre el terreno”, además de una serie de “medidas exhaustivas para ayudar a Ucrania. Es importante seguir apoyándoles porque se enfrenta a una invasión brutal no vivida desde la Segunda Guerra Mundial”.

Eso sí, no ha dudado en concluir su intervención insistiendo en la demanda que la OTAN lleva años planteando: “Para defendernos en un mundo cada vez más complejo es necesario invertir más en Defensa”. Y España, de momento, se mantiene como el segundo aliado que menos invierte en Defensa con el 1,01% estimado para este año, según las últimas previsiones de la Alianza conocidas ayer. De ahí que esté previsto que durante la Cumbre España anuncie no solo su plan para alcanzar el 2% del PIB en gasto de Defensa, sino también un aumento extraordinario para este mismo año.