España se mantiene como el segundo país de la OTAN que menos invierte en Defensa

Las previsiones de la Alianza para 2022 apuntan que destinará el 1,01% del PIB. Solo Luxemburgo gastará menos

Militares españoles desplegados con la OTAN en Letonia
Militares españoles desplegados con la OTAN en Letonia FOTO: EMAD

España llega a la Cumbre de la OTAN de Madrid con el objetivo de ganar prestigio y mostrarse ante los aliados como un socio fiable y comprometido. Y para ello, uno de los gestos que ha de hacer el Gobierno es aumentar el presupuesto destinado a Defensa. Está previsto que el presidente, Pedro Sánchez, anuncie un incremento de los fondos y marque el camino para alcanzar, en 2030, el 2% del PIB al que se comprometieron los aliados para 2024. Sin embargo, la Alianza Atlántica ha hecho públicas hoy sus estadísticas sobre inversión en Defensa de los países miembros y España sigue a la cola: el penúltimo con un 1,01% del PIB, casi tres décimas menos que el pasado año 2021. Solo Luxemburgo gasta menos: el 0,58%.

Eso sí, esa posición la mantiene analizando los datos según el porcentaje del PIB, pues en cifras absolutas sí que se aprecia un aumento respecto a 2021. Según la Alianza, que se basa no sólo las cuentas consolidadas, sino que incluye otros gastos, como misiones, armamento, pensiones u otras actividades, España cerrará 2022 con una inversión de 13.136 millones de euros, 590 millones más que en 2021.

Eso sí, donde sí que cumple nuestro país es en los fondos destinados a equipamiento, superando el 20% (sobre el gasto militar total) que recomienda la Alianza a sus miembros. Así, España invertirá este año en este concepto un 26,2%.

Previsiones de gasto de Defensa de la OTAN para 2022
Previsiones de gasto de Defensa de la OTAN para 2022 FOTO: M. Roselló

En cuanto al reparto del presupuesto de Defensa, el grueso, un 57,2%, va destinado a personal, mientras que el 26,2% ya citado, a equipamiento. Un 15,9% se dedica a operaciones y mantenimiento y el 0,8% a infraestructuras.

Solo nueve cumplen

Pero España no es el único país que no cumple con ese objetivo del 2% al que se comprometieron los aliados en la Cumbre de Gales de 2014. Solo nueve lo alcanzarán este año, según las previsiones de la OTAN: Grecia (3,76% del PIB), Estados Unidos (3,47%), Polonia (2,42%), Lituania (2,36), Estonia (2,34), Reino Unido (2,12), Letonia (2,10), Croacia (2,03) y Eslovaquia (2). Muy cerca están Rumanía (1.99%) y Francia (1,9).

Con estas cifras estimadas llegará el presidente del Gobierno a la Cumbre de la OTAN, por lo que deberá hacer no solo el anuncio de aumentar progresivamente la inversión en Defensa hasta alcanzar el 2% del PIB en 2030, sino que tendrá que mostrar más compromiso todavía anunciando un aumento extraordinario para este mismo año o, por el contrario, como prevé la Alianza Atlántica, cerrará este 2022, de nuevo, como el penúltimo que menos gasta.