Podemos rechaza el aumento de gasto en Defensa anunciado por Pedro Sánchez: “No lo apoyaremos”

Los morados se muestran en contra de incrementar la partida presupuestaria al 2% del PIB hasta 2029

El diputado de En Comú Podem Jaume Asens.
El diputado de En Comú Podem Jaume Asens. FOTO: Javier Lizón EFE

Podemos ha tardado poco en salir al paso para rechazar el anuncio de aumento del gasto en Defensa hecho por Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno ha oficializado esta mañana que tiene la previsión de ir incrementando esta partida presupuestaria hasta duplicarla en 2029 y cumplir con el compromiso con la OTAN, que exige a los países destinar un 2% del PIB a gasto en Defensa (esto supone pasar de los 13.100 millones de euros actuales a los 26.000). “Ya sabéis cuál es nuestra posición en este tema, no lo apoyaremos”, ha señalado Jaume Asens, presidente del grupo parlamentario de Podemos.

Lo cierto es que estos días Podemos ha venido intensificando sus críticas al aumento del gasto en Defensa y ha generado mucho debate en las redes sociales la campaña que ha lanzado en la que contrapone el gasto militar al gasto en sanidad (dice que el dinero que se destina a Defensa no irá a los hospitales). Esta misma tarde, se vota una moción impulsada por el PP en el Congreso que incluye, entre sus 15 puntos, una defensa del aumento del gasto en Defensa hasta llegar al 2% del PIB antes de 2030.

Estos días de Cumbre de la OTAN está muy de actualidad la Defensa en el Congreso, una materia sensible para el Gobierno porque genera mucha división. En este sentido, los diputados del grupo parlamentario de Podemos están liderando el rechazo a la OTAN y al contenido de la Cumbre, mientras los ministros están optando por un perfil mucho más bajo. Así ha quedado reflejado en Alberto Garzón, quien se ha limitado a decir que los ministros votarán igual que el grupo parlamentario, aunque evitando concreciones y optando por un tono prudente, a la espera de los detalles de la propuesta presupuestaria. “Es evidente cuál es la posición, ayer la marqué en el hemiciclo y la vamos a mantener”, ha afirmado.

Garzón, preguntado ayer por la Cumbre de la OTAN, se limitó simplemente a defender su modelo de seguridad, que pasa por “garantizar la autonomía de los países europeos en materia económica, social y militar”: es decir, aunque sin mencionarlo, vino a defender el rechazo a la “sumisión” (palabra que usan mucho los diputados morados) a Estados Unidos y la salida de la OTAN.

Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales, también se ha posicionado en contra del aumento del gasto en Defensa, con un tono más beligerante que Garzón. Belarra, en línea con la campaña de su partido, ha dicho que el dinero que se tiene que destinar a renta garantizada, sanidad o educación y no al ámbito militar.

Ayer mismo, también, Asens se pronunció sobre el acuerdo entre Pedro Sánchez y Joe Biden para ampliar a seis los destructores que hay en la base de Rota. El diputado morado, como era de esperar, lo rechazó.