Sánchez oficializa que duplicará el gasto en Defensa sin el aval de sus socios

El presidente lo defiende como un “compromiso de país” que “trasciende la legislatura” y buscará el apoyo del PP, además del de “los partidos a la izquierda del PSOE”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha oficializado hoy el anuncio sobre el que ya se venía trabajando, y allanando el camino de la opinión pública, de que España duplicará el gasto en Defensa, alcanzando el compromiso de llegar al 2% del PIB en el horizonte de 2029. Esto supondría básicamente superar en esa fecha los 26.000 millones de euros, ya que en la actualidad -según las cifras que maneja la OTAN- España destina unos 13.100 millones y se mantiene como el segundo país de la Alianza que menos invierte en Defensa. En las previsiones para 2022, la Alianza estima que apenas invertirá un 1,01% del PIB, casi tres décimas menos que el pasado año 2021. Solo Luxemburgo gasta menos: el 0,58%.

España llegaba a la Cumbre de la OTAN de Madrid con el objetivo de ganar prestigio y mostrarse ante los aliados como un socio fiable y comprometido. Y para ello, uno de los gestos clave para visualizar ese compromiso del Gobierno era aumentar el presupuesto destinado a Defensa. Sánchez lo ha anunciado en una entrevista en “La hora de la 1″ de TVE, en la que ha hecho un importante ejercicio de pedagogía sobre el significado de la Alianza, como un instrumento para la “defensa de valores” y para “reforzar la capacidad de disuasión”.

El presidente se ha dirigido hacia esos partidos políticos que cuestionan la OTAN para definirlo como una “alianza de democracias en defensa de la democracia”, sin “veleidades expansionistas”. “Más allá de Unión Europea, el mundo está muy complicado. Hay que defender nuestra forma de vivir”, ha explicado Sánchez, que ha presentado el aumento presupuestario en Defensa como “un compromiso de país” que “trasciende la legislatura”, ya que el horizonte temporal se ubica en 2029.

Desde el Gobierno se pide al resto de partidos ser “responsables y solidarios” y les recuerda la “exigencia de reforzar las capacidades de seguridad en el Sur”. En esta línea se encuadra el compromiso con Biden de ampliar la flota americana en la base de Rota (Cádiz) con dos nuevos destructores. Tanto para aumentar el gasto presupuestario en Defensa como para esta última cuestión, Sánchez entiende que “sería importante contar con la aprobación de todas las fuerzas”. Algo harto complicado.

Por ello, los esfuerzos del Ejecutivo se dirigen hacia el PP, de manera prioritaria, en lugar de hacia los socios de gobierno, muy críticos con esta materia. De hecho, en las sucesivas entrevistas que el presidente está concediendo durante estos días de cumbre, ha evitado sistemáticamente referirse a Unidas Podemos y se limita a pedir el apoyo a los partidos “a la izquierda del PSOE”. Desde el Gobierno se han puesto ya en contacto con el PP para buscar su apoyo a la ampliación de destructores en Rota, la ministra Robles telefoneó ayer a los populares para pedirles su apoyo, después de que desde Génova se mostrara su disposición.

Así lo ha confirmado en una entrevista en “Espejo Público” de Antena 3 la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, que también ha mostrado su disposición a aprobar el aumento del gasto en Defensa. “El PP es un partido de Gobierno, de Estado, de servicio a España y no fallamos a los españoles”, ha señalado.