Máxima tensión

Una turba de contrabandistas de tabaco apedrean brutalmente a dos agentes de Aduanas en Gibraltar

Les lanzaron piedras de hasta 3 kilos y tuvieron que huir a remo ante la falta de socorro de las autoridades del Peñón

Contrabandistas de tabaco apedrean brutalmente a dos agentes de Aduanas en Gibraltar
Contrabandistas de tabaco apedrean brutalmente a dos agentes de Aduanas en Gibraltar La Razón

A pedradas e insultos. Así fueron agredidos dos vigilantes de Aduanas en una playa de Gibraltar cuando perseguían a unos contrabandistas de tabaco la madrugada del jueves. Tal y como muestra el vídeo del momento, se les rompe el motor en plena persecución y en la orilla son amenazados por los contrabandistas al grito de “esto es Gibraltar” mientras les apedrean.

Según han informado a Efe fuentes de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), el incidente se produjo a las 5.00 horas, cuando la embarcación auxiliar de un patrullero del Servicio de Vigilancia Aduanera inició la persecución de una lancha neumática de las habitualmente utilizadas en el contrabando de tabaco. La persecución se inició en la costa de levante de La Línea de la Concepción (Cádiz), sin embargo, al ver las luces de la lancha se ve como los contrabandistas van hacia Gibraltar.

En ese momento, los dos funcionarios de Vigilancia Aduanera que ocupaban la embarcación auxiliar se vieron rodeados por un grupo de personas que, en actitud violenta, comenzaron a lanzarles piedras de gran tamaño, algunas de más de veinte centímetros, según las mismas fuentes. Los dos agentes consiguieron finalmente reflotar la embarcación y llegar a remo hasta el patrullero.

Violación soberanía

Este incidente ha sido aprovechado por el Ejecutivo gibraltareño para denunciar una violación de soberanía. Así en un comunicado, Gibraltar ha dicho que los Gobiernos de Gibraltar y del Reino Unido consideran que “los acontecimientos de ayer requerirán una cuidadosa evaluación en cuanto a la naturaleza y el nivel de la respuesta diplomática”. “Por lo tanto, funcionarios del Reino Unido se pondrán en contacto con funcionarios españoles para pedirles explicaciones sobre esta violación de la soberanía de Gibraltar antes de tomar una decisión definitiva sobre las medidas a adoptar”, han añadido.

La reacción del gobierno español ha sido inmediata. A través de un comunicado, España ha condenado la agresión sufrida por miembros del Servicio de Vigilancia Aduanera. Además, el Gobierno ha rechazado “tajantemente los términos de la declaración conjunta emitida hoy por representantes del Gobierno británico en relación con el incidente, así como las pretensiones sobre una supuesta soberanía británica sobre el territorio y aguas de Gibraltar recogidas en ella”. “Este Declaración resulta especialmente incomprensible en el momento en el que España ha puesto sobre la mesa un acuerdo para crear una zona de prosperidad compartida”, ha insistido el Gobierno.