MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
18:19
Actualizado
  • 1

Las víctimas reclaman verdad y justicia 13 años después de la masacre del 11-M

En total 193 personas de 17 nacionalidades -la española la más numerosa (143 víctimas)- perdieron la vida en los atentados perpetrados por Al Qaeda

  • Homenaje a las víctimas en el Bosque de los Ausentes
    Homenaje a las víctimas en el Bosque de los Ausentes
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

12 de marzo de 2017. 05:16h

Comentada
Madrid. 11/3/2017

El Bosque del Recuerdo del Parque del Retiro acogió uno de los homenajes a las 193 víctimas asesinadas en los trenes de la muerte. Después de un minuto de silencio, el presidente de la AVT, Alfonso Sánchez alzó la voz por los que ya no están porque, según dijo, después de 13 años "esos asesinados no han recibido la suficiente justicia". "Trece años después nos seguimos enterando de informes policiales que cogen polvo en los cajones" de los que criticó "la única forma de saber esto es a través del sensacionalismo en la prensa o cuando se jubila algún mando policial". "Queremos saber la verdad y queremos justicia".

Con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de Podemos, presente, Sánchez también reprendió a los que no firman los pactos antiyihadista. "Ni si quiera hay unanimidad para firmar un pacto contra el terrorismo. ¿Pero en qué estamos pensando?, preguntó.

El presidente de la AVT destacó que las victimas "deben ser recordadas como merecen" y que seguirán trabajando por hacer justicia "pese a que algunos jueces nos impongan avales millonarios para personarnos como acusación particular".

La presidenta de honor de la AVT, Angeles Pedraza habló como madre y recordó la sonrisa y la mirada de su hija Myriam que con 25 años fue asesinada en uno de esos trenes de la muerte. "Aquel día dejé de ser feliz". Pedraza indicó que frente al dolor decidió pelear por su hija y aseguró que piensa luchar porque se le haga justicia.

La madre de Myriam también recordó cómo la proliferación de mezquitas "en las que se propagan mensajes peligrosos y la inculcación de una particular interpretación del islam, son un caldo de cultivo que va dejando poso cada día". Pedraza también recordó que, mientras la etarra Sara Majarenas debía estar con sus hijos, destacó que ella también necesitaba estar con su hija Myriam. "Yo no decidí ser víctima, pero ella sí que eligió ser terrorista".

La AVT agradeció especialmente la presencia de la ministra de Defensa y secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal porque desde el inicio del los homenajes en el Bosque del Recuerdo desde hace diez años "ha estado siempre".

Cifuentes y Carmena, con las víctimas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha presidido hoy un acto de homenaje en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004, junto a la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena, para recordar que Madrid permanece “unido" con las víctimas y contra el terrorismo.

En declaraciones a los periodistas, Cifuentes ha asegurado que hoy es un día “muy emotivo" para todos los madrileños porque “los recuerdos son muchos" y, aunque han pasado trece años desde el atentado, los ciudadanos siguen demostrando un “comportamiento ejemplar" ante tan “terrible acto".

Por su parte, la alcaldesa ha señalado que Madrid está “toda unida" con las víctimas y ha insistido en que este tipo de actos es “imprescindible" para reclamar que los atentados acaben “no sólo en Madrid, sino en todo el mundo".

El acto en recuerdo de las víctimas, ha comenzado puntualmente a las nueve de la mañana con el repique de las campanas de la Puerta del Sol, mientras la presidenta de la Comunidad y la alcaldesa han portado juntas una corona de flores en memoria de las víctimas.

A este acto también ha asistido la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, y la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco y Alfonso Sánchez, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), entre otras autoridades de la Comunidad y el Ayuntamiento.

Junto a la placa que homenajea a los fallecidos, los heridos y a quienes les socorrieron aquel día, en la fachada de la Delegación de Gobierno, han asistido representantes de la Policía Nacional, Guardia Civil y asistentes del servicio de emergencias, mientras una decena de chelistas han tocado el himno de España en recuerdo a las víctimas.

Tras ese acto, ambas dirigentes se trasladaron a la estación de Atocha, donde los sindicatos UGT y CC.OO, la Unión de Actores y la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo recuerdan todos los años a los fallecidos en los trenes hace trece años. Allí, Carmena ha presentado a las instituciones como ese “gran lazo" que aúna todas las expresiones de dolor por el 11M aunque “respetando también la individualidad e iniciativa de cada uno de los colectivos que se vieron afectados". Además, matizó que las instituciones quieren ser “como un gran lazo que una a todas las expresiones de dolor legítimas, todas justificadas". “Queremos englobarlas, unirlas, respetando también la individualidad

e iniciativa de cada uno de los colectivos que se vieron afectados".

Lo importante en un día como hoy, trece años después de los atentados, es “ese nexo de unión de que no hay otra posibilidad de reivindicar esa mostruosidad, esa barbarie si no es desde la unidad". Todo eso junto a la posibilidad de que “haya un relato que permita que todo el mundo sepa por qué pasó", junto al cómo y que algo así “no puede volver a pasar".

Ya por la tarde, a las 18 y a las 19 horas, respectivamente, la presidenta regional y la alcaldesa asistirán a los actos que convoca la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo junto a la Asociación de Vecinos La Colmena en la estación de Santa Eugenia y junto a la Asociación de Vecinos Pozo del Tío ante el Monumento erigido en El Pozo.

En total 193 personas de 17 nacionalidades distintas -la española la más numerosa (143 víctimas)- perdieron la vida en los atentados perpetrados por Al Qaeda: 34 perecieron en el tren que explotó en la estación de Atocha; 63 frente a su paso por la calle Téllez; 65 en el de la estación del Pozo; 14 en el que estaba en la estación de Santa Eugenia y 16 en diferentes hospitales, la última murió en 2014 tras permanecer en coma diez años.

A las 192 víctimas se sumó el policía del GEO Francisco Javier Torronteras tres semanas después, el 3 de abril de 2004, como resultado de las heridas sufridas cuando siete miembros del comando islamista autor de la masacre se suicidaron utilizando los explosivos que almacenaban en un piso de Leganés.

Últimas noticias