Noticias destacadas

Congreso

El Gobierno no se cree las amenazas de Podemos de tumbar los Presupuestos

Obviarán a los morados y negociarán las cuentas públicas directamente con Sumar

MADRID, 28/11/2023.- La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha reunido hoy con el embajador palestino en España, Husni Abdel Wahed, para abordar la situación de Palestina y mostrar la solidaridad de los españoles y españolas con el pueblo palestino. EFE/Pedro Ruiz/Gabinete de Comunicación Vicepresidencia Segunda del Gobierno -SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, recibe al embajador palestino en España, Husni Abdel Wahed, y su homólogo de la Liga Árabe, Malek TwalPedro RuizAgencia EFE

Moncloa reduce a la mínima expresión el órdago expresado por Podemos en los últimos días sobre su intención de ejercer «autonomía propia» en el Congreso de los Diputados una vez que la legislatura ha echado a andar después de la conformación del Gobierno de coalición y de sentirse «expulsados» del Ejecutivo. El partido morado se ve capacitado para ser un actor de máxima relevancia en el escenario político, a pesar de que la fotografía haya cambiado al completo y su fuerza no sea ahora decisiva en Moncloa. Y esta fortaleza pretenden exprimirla al máximo.

No solo los diputados de Junts son esenciales para el PSOE y Sumar para que la legislatura aguante en el tiempo sino que los cinco diputados de Podemos dentro del Grupo Plurinacional Sumar son de vital importancia para sacar adelante la agenda legislativa del Ejecutivo. La primera prueba de fuego será la negociación de los Presupuestos Generales del Estado y la votación final de los mismos, donde los morados amagan con tumbar las cuentas públicas en el caso de que los socialistas no se abran a establecer una negociación directa con ellos. Al partido morado no le vale la negociación entre grupos parlamentarios que se dará una vez el Ejecutivo pacte los Presupuestos Generales y lleve al Congreso de los Diputados la mesa de diálogo con los grupos parlamentarios. El partido de Ione Belarra no se siente representado por Sumar y busca un pacto de «tú a tú» con el PSOE y cerrar acuerdos directos.

Una demanda que la parte socialista del Ejecutivo no atenderá, según explican fuentes gubernamentales. El PSOE solo negociará con Sumar el acuerdo para sacar adelante los Presupuestos, como grupo parlamentario y no planea una mesa negociación bilateral con los cinco diputados de Podemos. De hecho, en Moncloa no se creen el órdago de los morados de votar en contra de los Presupuestos Generales. «No van a votar con el PP y con Vox», garantizan en el núcleo duro de Pedro Sánchez. Sí analizan que es posible que en votaciones menos importantes, como proposiciones no de ley puedan votar en contra, pero rebajan al mínimo la amenaza del partido. Dentro del Ejecutivo se espera que en los próximos días la líder de Sumar y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, aborde la relación con los morados. Entienden que del grupo Sumar forman parte partidos muy diversos y las dificultades que ello suponen y esperan que la líder gallega «frene» los órdagos de los de Ione Belarra.

Mientras, en Sumar tampoco creen que llegue la sangre al río. Recuerdan que es la dirección del grupo parlamentario la que toma de manera consensuada todas las decisiones y sentidos de las votaciones en el Congreso de los Diputados y, como ya avanzó este diario en su edición de ayer, no pulsarán el botón rojo, es decir, el de expulsar a los cinco diputados morados, a pesar de que asumen que no habrá tregua y la guerra interna en la coalición continuará en el tiempo.

Mientras, en Podemos mantienen su hoja de ruta y ante la visión del Ejecutivo de rebajar las advertencias sobre los Presupuestos, la dirección estatal del partido se mantiene firme. «Ya veremos», contestan en la formación morada cuando se les pregunta por la negociación presupuestaria. Los morados pretenden marcar el paso parlamentario y critican que en el Gobierno «solo manda el PSOE». Un argumento con el que tratan de inhabilitar políticamente la fuerza de Yolanda Díaz en Moncloa. De hecho, fuentes moradas aseguran que no les costará «nada» votar «no» y situarse en la foto con PP y Vox.

No es la primera vez que los socialistas descartan en esta legislatura negociar en privado con Podemos y al margen de Sumar. En la investidura de Pedro Sánchez, el PSOE solo se reunió con Yolanda Díaz y su equipo de trabajo más cercano, a pesar de las llamadas de Podemos a pactar unas líneas de actuación. De hecho, los morados enviaron un informe al PSOE con sus planteamientos entre las que incluían la apuesta porque Irene Montero continuase al frente de Igualdad. Una propuesta que no fue ni contestada ni aceptada.