MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
09:53
Actualizado

La Policía registra el domicilio y el despacho del abogado de Puigdemont en una operación contra el blanqueo

La juez Tardón investiga si auxilió a Sito Miñanco a “lavar” 900.000 euros interceptados en Barajas en 2017. Boye declarará mañana como investigado en la Audiencia. "Está tranquilo. No hay nada ilícito", aseguran fuentes próximas al letrado

  • Gonzalo Boye junto a Puigdemont
    Gonzalo Boye junto a Puigdemont /

    Efe

Tiempo de lectura 4 min.

21 de octubre de 2019. 18:38h

Comentada
Ricardo Coarasa 21/10/2019

La Policía ha registrado durante todo el día el domicilio y el despacho del letrado Gonzalo Boye, uno de los abogados de Carles Puigdemont, en una operación contra el blanqueo de capitales procedente del narcotráfico dirigida por la magistrada de la Audiencia Nacional María Tardón. Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) han practicado, además, otros registros en el marco de esta misma causa, que permanece secreta por orden judicial. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 del citado tribunal investiga si el letrado auxilió al histórico narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, conocido como Sito Miñanco, a blanquear casi 900.000 euros. Boye declarará mañana ante la instructora en calidad de investigado. Fuentes próximas al letrado aseguran que "está tranquilo” porque en los registros “no pueden encontrar nada distinto al trabajo que ha realizado en defensa de sus clientes" y reiteran que no hay "nada ilícito" en su quehacer profesional.

Los agentes han llevado a cabo, entre otras diligencias ordenadas por la juez Tardón, el volcado de los datos del teléfono móvil del abogado, que ha estado en todo momento presente en el registro. Asimismo, se han llevado el servidor de su ordenador para analizarlo.

Boye defendió a Sito Miñanco (hace dos semanas dejó de ser su abogado por decisión del capo de la droga) en el juicio que concluyó, el pasado enero, con la condena que le impuso la Audiencia Provincial de Pontevedra a cuatro años de prisión y al pago de una multa de seis millones de euros, precisamente por blanquear sus ganancias obtenidas del tráfico de drogas, en la que constituyó la primera condena por este delito para Miñanco.

La actuación policial deriva de la investigación abierta por la magistrada Carmen Lamela, antecesora de Tardón en el juzgado, y que derivó en la “operación Mito” contra el clan de Miñanco en febrero del pasado año y que llevó de nuevo a la cárcel al narcrotraficante. Según las fuentes consultadas, en el marco de esa causa por narcotráfico se abrió la pieza por blanqueo en la que ahora se investiga a Boye.

Un año antes, la Policía detuvo en el aeropuerto de Barajas a cinco presuntos integrantes del clan de Sito Miñanco con casi 900.000 euros con destino a Colombia. Tras 18 meses en prisión, uno de ellos, a quien precisamente defendía Boye, declaró el pasado julio en la Audiencia Nacional, a petición propia, que el abogado falsificó unos documentos para justificar el origen de ese dinero. En el entorno del letrado niegan la mayor: “Fue precisamente al revés. Él aportó esa documentación que incluía diversos contratos, algunos de pignoración de acciones, y nos limitamos a escanearlos y a aportarlos al expediente administrativo abierto por el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac)”. Tras su comparecencia judicial, el investigado cambió de abogado y en el despacho de Boye, según esas mismas fuentes, se afanaron desde entonces en elaborar un dossier para contrarrestar documentalmente esa acusación. Ese “informe de blanqueo” en formato papel ha sido también requisado hoy por los agentes.

Boye acompañó el pasado viernes a Puigdemont en Bruselas cuando el ex presidente de la Generalitat se presentó ante las autoridades belgas una vez el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del "procés", acordó reactivar la euroorden contra él. Fuentes jurídicas desvinculan el registro judicial de la condición de Boye de abogado del ex president

El letrado defendió a Sito Miñanco en su última cita ante la Justicia y se quejó que se le pretendiese condenar en base a "un guión televisivo que el fiscal no ha querido alterar", en referencia a la serie televisiva "Fariña". Para el letrado, se trataba únicamente de "condenar al mito" dado que en su opinión no había pruebas que acreditasen el blanqueo por el que finalmente fue condenado su cliente. "No se han preocupado de ir más allá del guión porque hay que condenar a este señor y meterlo en esta causa para ensuciar el expediente", denunció entonces.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs