MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
04:25
Actualizado
  • 1

Gobierno y Generalitat pactan que sean los Mossos los que velen por la neutralidad del espacio público

La Junta de Seguridad también acuerda que los Mossos se integrarán en el Centro de Inteligencia antiterrorista en 30 días

  • El presidente de la Generalitat,Quim Torra, junto al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Foto. Efe
    El presidente de la Generalitat,Quim Torra, junto al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Foto. Efe
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de septiembre de 2018. 17:56h

Comentada
larazon.es.  Barcelona. 6/9/2018

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha explicado este jueves que ha pactado con la Generalitat de Cataluña trabajar juntos para que el espacio público en Cataluña "sea neutral para todos los ciudadanos", en alusión a la polémica por la colocación de los lazos amarillos y otros símbolos independentistas.

En rueda de prensa con el conseller de Interior, Miquel Buch, tras la Junta de Seguridad de Cataluña, el ministro ha precisado que esta neutralidad pasa por trabajar para que el espacio público sea "para el encuentro y no monopolizado por nadie", aunque no ha precisado medidas.

El ministro y el conseller han coincidido en que la responsabilidad recaerá en los Mossos, en colaboración con el Estado, y Buch ha defendido que los lazos llevan ocho meses en el espacio público y solo han sido un problema este verano cuando a "alguien le ha interesado que sean un problema".

Buch ha defendido que bajo ningún concepto considera que haya un problema de convivencia en Cataluña, y que la polémica solo llegó el 15 de agosto por los llamamientos que hizo "un partido político determinado" y que ha lamentado.

El conseller ha pedido a la ciudadanía que pida ayuda a los Mossos ante "cualquier pequeño conflicto"; ha reclamado también no caer en provocaciones y ha recomendado que todo se vehicule a través de una debate público con respeto a los demás.

Buch ha apoyado la presencia de estos lazos porque "lo único que reivindican es la libertad de los presos que se consideran presos políticos" y entre los que se encuentran antiguos miembros del Govern que son compañeros de partido del conseller (PDeCAT).

Marlaska ha aceptado que sean los Mossos los que se encarguen de esto, porque asegura que el cuerpo le merece toda la confianza, y ha prometido colaborar si así lo solicitan: "Prestaremos nuestra ayuda y cooperación en todo lo que a ellos pueda interesar".

"Los espacios de convivencia tienen que ser de convivencia y de encuentro y no de desencuentro. ¿Cómo? Los Mossos d'Esquadra tienen los parámetros para garantizar el orden y la seguridad pública", ha zanjado.

Preguntado por si este pacto incluye retirar lazos amarillos y pancartas de edificios como la que hay en la fachada de la Generalitat, Marlaska ha respondido que un "buen elemento a valorar" es la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña del 5 de julio.

En esa sentencia, dictada a principios de verano y relativa al Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), el juez considera que este uso del espacio público es "una injerencia en la neutralidad" que la Constitución exige.

Los Mossos se integrarán en el Citco

En la Junta de Seguridad también se ha decidido que los Mossos d'Esquadra completarán antes de 30 días su plena integración en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), donde dispondrán de la la presencia permanente de un agente, según han acordado hoy el Gobierno y la Generalitat.

En la reunión, el presidente de la Generalitat, Quim Torra; y el conseller de Interior, Miquel Buch; han acordado con el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que los Mossos estén plenamente integrados en el CITCO una vez se resuelvan los problemas técnicos para permitir el intercambio de datos, proceso que se prevé culminar antes de 30 días, según han informado fuentes de ambos ejecutivos.

Además, también se ha decidido que un representante de los Mossos d'Esquadra se integre de forma permanente en el CITCO, para facilitar así la fluidez en el intercambio de datos sobre sospechosos de terrorismo y de crimen organizado.

La incorporación de los Mossos d'Esquadra como miembros de pleno derecho en CITCO era una histórica reivindicación del gobierno catalán, que se acordó en la reunión de la Junta de Seguridad celebrada en julio de 2017 -cuando el presidente de la Generalitat era Carles Puigdemont y el del Gobierno, Mariano Rajoy-, si bien aún no se había concretado.

Por otra parte, la Generalitat ha pedido este jueves al Ministerio de Interior poder convocar 1.500 plazas de Mossos d'Esquadra en los próximos dos años (750 para 2019 y 750 para 2020), una petición que ahora el Ministerio deberá abordar con el Ministerio de Hacienda, que tiene la última palabra.

Según fuentes conocedoras, es uno de los temas abordados en la Junta de Seguridad de Cataluña celebrada en la Generalitat y a la que han asistido el presidente del Govern, Quim Torra, y el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, entre otros.

La Generalitat alega que solicita estas 1.500 plazas por las bajas que ha habido en el cuerpo y la previsión de las que pueda haber, y el Ministerio responde que su decisión no es un 'sí' ni un 'no', sino que no es su competencia decidirlo y que lo abordará con Hacienda, que es el departamento competente en la materia.

Últimas noticias