Defensa

¿Podrían acabar los F-18 que España ha empezado a retirar de Canarias luchando contra Rusia en Ucrania?

Los gobiernos de Australia, Ucrania y Estados Unidos mantienen reuniones para suministrar a Kyiv F/A-18 Hornet de la Fuerza Aérea australiana retirados del servicio.

Dos F-18 despegan de la base aérea de Gando.
Dos F-18 despegan de la base aérea de Gando.Ejército del Airefreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@2100e1d8

El Ejército del Aire español ha empezado a retirar sus F-18 F/A -18, hasta ahora en servicio en el Ala 46 de la base aérea de Gando, en la isla de Gran Canaria. El primero se ha "jubilado" este mes de julio tras volar de las islas al Aeródromo Militar de León, donde será utilizado en en la Academia Básica del Aire para la enseñanza de los futuros suboficiales.

A medio plazo, estos cazas serás sustituidos por 20 nuevos Eurofighter para cuya compra se ha aprobado un presupuesto de 2.043 millones de euros. Conocido como el proyecto Halcón, el pedido cubrirá la entrega de aviones de combate equipados con radar de barrido electrónico (E-Scan), 16 monoplazas y 4 biplazas, lo que permitirá renovar la flota de F-18 que opera España en las Islas Canarias, adquiridos de segunda mano a la US Navy, que serán retirados desde ahora y hasta 2024, si bien, los nuevos aviones no tienen porqué acabar en esta base.. Con este contrato, la flota española de Eurofighter aumentará a 90 aviones.

Pero, ¿acabarán todos los F-18 de Canarias en la Academia Básica del Aire? Parece poco probable de tal modo que, a fecha de hoy, no se sabe aún que se hará con las unidades retiradas. Por ello, entra en juego una opción que, aunque de momento no parece haber sido valorada siquiera por Defensa, está sobre la mesa: la posible entrega de estos aparatos a Ucrania previa autorización de Estados Unidos.

Existe un procedente y es que, aunque de momento solo se ha hablado de la cesión a Kyiv de F-16, los gobiernos de Australia, Ucrania y Estados Unidos están manteniendo reuniones para suministrar a las fuerzas aéreas ucranianas aviones de combate F/A-18 Hornet de la Fuerza Aérea australiana que han sido retirados del servicio, en lugar de desguazarlos, una decisión que ha sido respaldada por expertos militares ya que consideran que este viejo caza puede proporcionar cobertura aérea a las tropas ucranianas para frenar el avance de las líneas defensivas rusas. Si las negociaciones salen adelante, los aviones podría estar en territorio de Ucrania dentro de cuatro meses, revela el periódico Australia Financial Review, que dio la exclusiva.

En el caso de los F-18 australianos no se ha concretado cómo se llevaría a cabo la operación, pero el citado medio asegura que la transferencia de aviones de combate retirados de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) se haría como una venta militar en lugar de donación. Se estima que el coste de la operación no sería excesivamente alto ya que los aviones son viejos y han sido retirados. La alternativa para la fuerza aérea australiana es llevarlos al desguace o venderlos a RAVN Aerospace, una empresa de aviación comercial, para el entrenamiento de pilotos en EE UU. De momento, el Departamento de Defensa de Australia aún no ha hecho una declaración oficial aunque el mencionado contratista de aviones de combate (ADAIR) con sede en Texas, RAVN Aerospace (anteriormente conocido como Air USA), llegó a un acuerdo para adquirir hasta 46 ejemplares de los cazas retirados del servicio de Australia, que permanecen almacenados en la base de la RAAF de Williamtown pero en diferente estados de conservación.

Australia, tras la decisión de comprar 72 cazas F-35 de quinta generación, decidió ir retirando del servicio gradualmente su flota de F/A-18 Hornets, actualmente estacionados en un hangar en Williamtown. Aunque no se utilizan desde hace dos o tres años, algunas fuentes consideran que estarían listos para entrar en combate en cuatro o cinco meses. Estos aviones habrían sido actualizados en el pasado con un estándar A++, lo que les brinda muchas características de los F/A-18C más recientes, como el radar AN/APG-73 mejorado. El avión puede transportar una gran variedad de misiles letales, incluidos los AIM-120 AMRAAM, Paveway II, JDAM-ER, AGM-158 JASSM y Harpoons.

El Hornet es un caza de cuarta generación que aún está en servicio en países como Estados Unidos, Canadá, Suiza, Finlandia, Malasia y Kuwait, además de España. En el pasado ha participado en varios conflictos militares, desde Irak, Afganistán, Serbia, Libia hasta Siria.

El Australia Financial Review cita al director de Análisis Estratégico de Australia, Michael Shoebridge, quien asegura que los F/A-18 podría portar misiles y radares ucranianos para alcanzar objetivos rusos a mayor distancia. El ex general del Ejército Mick Ryan asegura que el problema para Ucrania es que los solicitados F-16 no están disponibles en muchos países. “Pero los F/A-18 ya están disponibles. Se trata de nivelar el campo de juego en lo que respecta al combate aire-aire”, matizó.

¿Podría ocurrir algo similar con los F-18 españoles retirados? En principio no parece muy probable. España hasta ahora solo se pronunció sobre los F-16 asegurando que "apoyo absoluto y total dentro de nuestras disponibilidades a Ucrania. Y en el tema de los cazas, solidarios con otros países, pero en concreto España no tiene este modelo de avión", explicó la ministra de Defensa, Margarita Robles. Según remarcó, el Ejército del Aire español opera los cazas F-18 y Eurofighter, y cada modelo tiene "su dinámica".