Cómo limpiar el extractor de leche materna frente a la covid-19

La limpieza de los componentes del extractor de leche, ya sea a mano o en lavavajillas, ha de ser exhaustiva, y ha de completarse con desinfección específica al menos 1 vez al día.

La pandemia provoca muchas dudas a las madres en cuanto a las medidas de seguridad que deben adoptar y sobre si es beneficioso continuar con la lactancia materna. En este sentido, la recomendación de la OMS es continuar con la lactancia materna durante la pandemia ya que, según afirma esta institución, la lactancia materna mejora la supervivencia de los neonatos y lactantes, y les proporciona beneficios para la salud y el desarrollo que duran toda la vida.

Según Ariadna Romans, enfermera, educadora de lactancia y responsable de divulgación de Medela “hemos de recordar que la leche materna no solo alimenta al bebé, sino que su aporte de citoblastos, glóbulos blancos y bacterias beneficiosas así como otros componentes bioactivos, como anticuerpos, enzimas y hormonas les ayuda a combatir las infecciones, evitar enfermedades y contribuir a un desarrollo normal y saludable”, concluye. Además, diversos estudios afirman que los bebés que solo toman el pecho durante los primeros seis meses de vida tienen menos probabilidades de sufrir diarreas y náuseas, gastroenteritis, gripes y resfriados, infecciones de oído y pecho, y candidiasis

Con el objetivo de responder a las dudas más frecuentes de las madres durante la pandemia, Medela, compañía suiza con más de 50 años de experiencia centrando sus esfuerzos en comprender las necesidades de las madres y el comportamiento de los bebés, ha creado un apartado específico en su web sobre lactancia y covid-19 donde se aborda cómo mantener una lactancia segura en la actualidad. Entre ellos, cómo realizar una limpieza correcta de los componentes del extractor eléctrico frente a la covid-19 o si es seguro y beneficioso seguir amamantando teniendo en cuenta el riesgo de poder estar contagiada.

Pasos para limpiar el extractor frente a la covid 19

La permanencia del virus en distintas superficies ha sido analizada durante la pandemia. Estudios como el publicado en The New England Journal of Medicine afirman que el virus permanece vivo en aerosoles hasta 3 horas, en cobre 4 horas, en cartón 24 horas, y en plástico y acero inoxidable 48-72 horas. Por este motivo, la posibilidad de que los extractores se contaminen es uno de los aspectos que más preocupan a las madres. En este sentido, Medela aconseja seguir las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), para su limpieza:

-Antes del uso del sacaleches, es necesario lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos y limpiar con un trapo o toalla de papel desechable los diales, el botón de encendido y la superficie donde esté colocado. Al finalizar la extracción, hay que limpiar el exterior del aparato de nuevo con un trapo o toalla de papel desechable.

-Posteriormente, se han de separar los distintos componentes, también los que están en contacto con el pecho o la leche materna y enjuagarlos con agua para quitar restos de leche. Se pueden lavar las piezas en el lavavajillas o a mano en un recipiente de uso exclusivo para los artículos de alimentación del bebé.

-Si el extractor se limpia a mano:

-Colocar las piezas del extractor en un recipiente limpio con agua caliente y jabón. No han de colocarse nunca directamente en el fregadero y el recipiente ha de ser de uso exclusivo para los artículos de alimentación del bebé.

-Limpiar las piezas de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Si se utiliza un cepillo, ha de estar limpio y dedicarse exclusivamente a la limpieza de los artículos de alimentación del bebé.

-Enjuagar con agua corriente debajo del grifo o con agua fresca dentro de otro recipiente.

-Secar completamente al aire. Colocar las piezas del extractor, el recipiente de lavado y el cepillo para biberones sobre un paño limpio sin usar o una toallita de papel, en un lugar que esté protegido de la suciedad y el polvo.

-Limpiar el recipiente de lavado y el cepillo para biberones. Deben enjuagarse bien y dejarse secar al aire después de cada uso. Asimismo, deben lavarse a mano o en el lavavajillas con periodicidad.

-Si las piezas del extractor son aptas para el lavavajillas, se han de seguir las siguientes indicaciones:

-Colocar los artículos pequeños en una canastilla cerrada o en una bolsa de red. Añadir jabón y, si es posible, usar la función de lavado con agua caliente y el ciclo de secado en caliente (o de desinfección).

-Sacar los componentes con las manos limpias. Si no están secos, es necesario colocarlos sobre un paño sin usar o toalla de papel, para que se sequen completamente.

Además, se recomienda la desinfección después de esta limpieza al menos una vez al día, en agua hirviendo o en lavavajillas con la función de desinfección. Este paso es especialmente importante si el bebé tiene menos de 3 meses, es prematuro o si tiene el sistema inmunitario debilitado.

Finalmente, los componentes del extractor, las piezas, los cepillos utilizados y los recipientes utilizados en el proceso se han de guardar totalmente secos en un lugar limpio y protegido hasta su próximo uso.

Recomendaciones generales sobre lactancia y covid-19

Otra de las dudas más frecuente expresada por las madres es si es seguro amamantar teniendo en cuenta el riesgo de poder tener covid-19. La recomendación de la OMS es que si una madre tiene covid-19, mantenga la lactancia. Según este mismo organismo, “las investigaciones realizadas hasta el momento no han detectado la transmisión del virus de la COVID-19 a través de la leche materna ni el amamantamiento. En los pocos casos de infección confirmada del virus de la COVID-19 en niños por fuentes distintas a la lactancia materna, la mayoría de las veces la enfermedad ha sido asintomática o ha cursado con síntomas leves”.

Además, investigaciones realizadas en China y en Estados Unidos han encontrado anticuerpos contra el nuevo coronavirus en la leche de las madres que habían tenido covid-19 anteriormente, lo que respalda aún más la recomendación de continuar la lactancia materna.

La principal recomendación para proceder a una lactancia segura sigue siendo el uso de la mascarilla por parte de la madre, además de una buena higiene de manos (al menos 20 segundos) antes y después de dar el pecho al bebé, tal y como recomiendan los CDC[11].