Belén Castro: “Los logros no llegan de la noche a la mañana y solo los que perseveran llegan al éxito”

La CEO de Olivolea cree que las políticas de ayuda directa e indirecta a las familias son todavía insuficientes

  • Belén Castro: “Los logros no llegan de la noche a la mañana y solo los que perseveran llegan al éxito”

Tiempo de lectura 5 min.

17 de junio de 2019. 06:26h

Comentada
Gema Lendoiro Madrid. 17/6/2019

Belén Castro, es una mujer de constitución menuda pero fuerte en sus convicciones vitales y empresariales. Farmacéutica de profesión, sus estudios le sirvieron para abrirse camino en el difícil mundo de las start up o de los emprendedores y en 2013 se lanzó valiente al ruedo con inversión privada para aunar dos mundos: el de la ciencia al servicio de la belleza y así nació Olivolea Carris Skin Lab, una empresa que comercializa productos de belleza, cosmética pensada y desarrollada para cuidar y proteger la piel y con un protagonista indiscutiblemente español y mediterráneo: el aceite de oliva. Belén, como muchas mujeres en este país cuya labor empresarial es, a menudo, invisible, compagina como puede su labor de empresaria con la de madre de una niña de diez años.

‘Mi profesión como farmacéutica y la especialidad en Dermofarmacia fueron los comienzos de un proyecto que presenté al terminar un programa de Alta Dirección de Empresa y que siempre quise llevar a cabo. Tener la posibilidad de iniciar y diseñar un proyecto de empresa como Olivolea ha sido un reto, liderar su ejecución una gran oportunidad, y al mismo tiempo un ejercicio de gran responsabilidad. El embarazo de mi hija Marta fue el momento ideal para utilizar productos elaborados por mi donde, además de ser naturales y formulados con las propiedades que buscaba, me sintiese tranquila y segura de que serían adecuados para mi piel y para la piel de mi bebé. El ser madre me hizo valorar muchísimo la responsabilidad de edificar la vida que realmente quieres llevar y la necesidad de aprender a valorar el equilibrio entre la vida personal y profesional’, nos cuenta en su entrevista a la Razón.

-¿Cómo es su día a día laboral? ¿Cómo se organiza para trabajar? ¿Necesita ayuda?

-Mi organización comienza el fin de semana donde pongo en común la agenda de trabajo y actividades familiares con mi marido para gestionar lo mejor posible la semana entrante. Amanecemos a las 6.15 am, mi marido lleva a mi hija al colegio a las 8.30 pero prácticamente siempre, el resto del día de actividades y responsabilidades familiares es ya para mí. Mi trabajo como profesional no tiene horas fijas pero desde las 8.30 hasta las 16.00 estoy dedicada a ello y nuevamente sobre las 22.30 empieza una jornada nocturna donde me encuentro con un par de horas respondiendo emails... Creo que es fundamental intentar gestionar lo mejor posible la idea de que no llegas a todo. Considero además que cualquier madre trabajadora, emprendedora o no, necesita ayuda, no sólo por la logística sino también por su salud.

-¿Cree que las pymes o autónomas son las grandes perjudicadas en cuestiones impositivas?

-Ser autónomo o tener une pequeña empresa es muy difícil en muchos aspectos, también en el impositivo no sólo por la carga económica que supone sino también la administrativa.

- El hecho de ser madre, ¿le aporta mayor empuje que antes de serlo a la hora de trabajar?

-Ser madre ha sido lo mejor que me ha pasado en mi vida y además de valor me aportó mejoras en la gestión de mi organización diaria. Con lo que respecta al trabajo, siempre he sido una persona constante y cuándo crees en algo firmemente y trabajas por ello de forma activa, considero que prospera y sale adelante. Los logros no llegan de la noche a la mañana y solo los que perseveran llegan al éxito. También considero que la humildad para crecer profesionalmente y como persona es muy importante, reconocer que siempre te queda mucho por aprender y estar dispuesto a dejarte aconsejar por otros.

-¿Cree que las mujeres que trabajan siguen teniendo doble carga con respecto a los hombres?

-En mi caso no es una carga y me siento muy orgullosa y privilegiada de poder dedicarle el tiempo que necesita mi hija. Sí considero que es importante pensar que la maternidad te cambia tu forma de vivir y tus prioridades y no pretender vivir como si no cambiara nada. Es cierto que hay días que todo parece que te supera, pero justo es el día en que en casa te dicen que eres una “supermamá”...

-¿Se ha sentido alguna vez discriminada por ser mujer? ¿Y por ser madre?

-No, nunca. En ningún caso.

-¿Cree que la maternidad está poco protegida en España?

-La baja natalidad española es la evidencia de que algo está fallando en este sentido.

-¿Qué le gustaría que se modificase? ¿Qué opina de la “conciliación”?

-Son necesarias políticas familiares que reviertan esta tendencia mediante ayudas directas e indirectas, entre las que sin duda se encuentran aquellas que facilitan la conciliación. En mi caso, creo que todo pasa por trabajar de forma más eficiente. Considero que el trabajo productivo, eficaz y donde se pueda conciliar trabajos de responsabilidad con nuestra propia vida es lo realmente válido.

-¿Disfrutó de su baja por maternidad o no le quedó más remedio que seguir trabajando?

-No. Disfruté de organizarme la maternidad con mi hija y seguir trabajando todo lo que pude.

-¿Se siente culpable por no pasar más tiempo con sus hijos?

-Jamás. Nunca me he sentido culpable de dedicar todo el tiempo necesario a mi hija porque es mi prioridad, pero si conozco muchos casos cercanos en los que sí se produce.

-¿Cree que en muchas cosas nos han “mentido” a la hora de hablarnos de la liberalización de la mujer que compagina casa, maternidad y un trabajo?

-Considero que los medios de comunicación presentan demasiados “casos de éxito” que realmente no muestran la realidad de la vida de una mujer trabajadora y emprendedora, en toda su complejidad.

Asimismo quiero decir que el verdadero modelo de liberalización no debe provenir de lo que alguien nos cuente sino de lo que cada una de nosotras siente que quiere para su vida.

-¿Le gustaría que en España disfrutásemos de otros horarios más tipo nórdicos?

-No estoy segura de que el problema sea el tipo de horario sino más bien de las otras cuestiones aportadas anteriormente como las ayudas, la conciliación o la propia organización.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs